Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

PP-AV cree que la «penosa» gestión en playas en San Bartolomé de Tirajana pone en jaque al sector turístico

La portavoz de la formación, Elena Álamo, denuncia la «precaria» situación de las calas con parte del mobiliario en mal estado

A la derecha, la portavoz de PP-AV, Elena Álamo, acompañada por las ediles Yurena Tejera y Araceli Armas. LP/DLP

Pasarelas de accesibilidad a las playas incompletas, duchas con el piso de cemento en vez de una madera antideslizante, pavimentos destrozados, numerosas barandillas en mal estado de conservación y oxidadas, contenedores de basura sucios, farolas con el cableado al aire libre y falta de servicios públicos como los quioscos de las playas de Maspalomas, El Inglés y El Cochino. El grupo municipal PP-AV ha denunciado la "penosa" gestión de playas que a su juicio está llevando a cabo el Ayuntamiento, su alcaldesa, Conchi Narváez, y su concejal responsable del Cuidado del Litoral, Samuel Henríquez, a quienes acusa de "poner en peligro la estabilidad" turística, clave para la supervivencia de la economía canaria. "La falta de gestión respecto a los servicios turísticos de temporada ha sido un continuo desatino político que vecinos y empresariado no se pueden permitir", señala la portavoz de la formación, Elena Álamo.

La principal pasarela de acceso a Playa del Inglés está deteriorada, lo que puede ocasionar problemas de seguridad para los usuarios. LP/LDP

En una rueda de prensa celebrada este lunes en la sede del partido en San Fernando, Álamo denunció la "precaria y desatinada" gestión en las principales playas de San Bartolomé de Tirajana como Maspalomas, El Inglés y Meloneras, que son la joya de la promoción turística del municipio y criticó que saquen pecho de una política que considera "errática". "La gestión ha sido tan desastrosa que ha recibido numerosas y constantes quejas por parte del empresariado turístico por desatención, improvisaciones y una absoluta falta de planificación", añadió.

Durante su intervención, Elena Álamo aludió a tres de los problemas que el Ayuntamiento tiene enquistados en los últimos meses, como es la gestión del servicio de hamacas y sombrillas, la falta de quioscos en las playas y la pérdida de las banderas azules en Meloneras y Maspalomas. En el caso de las hamacas, la portavoz del partido criticó la "repentina y contradictoria orden" del concejal Henríquez para restablecer el 14 de febrero el servicio tras dos años de "inoperancia política" pues, recordó, por un lado defendía públicamente la municipalización del servicio, para cuyo estudio se invirtieron casi 17.000 euros, y por otro todo quedó en "agua de borrajas porque el servicio continúa como se hacía hasta ahora". Todo ello con el agravante de dos años sin generarse ingresos para las arcas municipales y con los trabajadores en un ERTE. "El gobierno municipal ha demostrado una preocupante negligencia como gestor público pues desde el fin del estado de alarma no han sido capaces de contribuir a la verdadera recuperación y afianzamiento de la industria vacacional", señaló.

La pasarela para acceder a Playa del Inglés está rota y el puesto de socorrismo oxidado

decoration

Respecto a los quioscos, Álamo sostuvo que el "uníco objetivo" del Consistorio "fue colocar los quioscos sin reparar en las graves concecuencias que sus decisiones pudieran ocasionar", pues los chiringuitos llevan más de dos años colocados y cerrados y a sus trabajadores ya se les ha acabado el ERTE. En cuanto a la pérdida de las banderas azules, lamentó que el responsable de playas hiciera "oidos sordos" a las constantes solicitudes por parte de PP-AV para que se corrigiera las, a su juicio, erráticas decisiones sobre la gestión de las playas. "Intentan arreglarlo todo diciendo que las playas están mejor que nunca pero la realidad es que están peor que nunca", apuntó, "solamente están maquillando la realidad".

La portavoz de PP-AV, Elena Álamo, en el centro, junto a compañeros de su formación durante la rueda de prensa. LP/DLP

Para demostrarlo, Álamo expuso un amplio reportaje fotográfico con el que dio buena cuenta del estado de las playas: en Meloneras la pasarela está separada del borde del paseo, lo que imposibilita la accesibilidad y la ducha tiene un suelo de cemento en vez de madera antideslizante; en Maspalomas numerosas barandillas están oxidadas, los escalones de varias escaleras están rotos, el firme del espigón del faro está en mal estado y el puesto de vigilancia está oxidado y tiene cristales rotos, los contenedores de basura están sucios y los muros de acceso a la playa deteriorados; en Playa del Inglés los paneles informativos están obsoletos, hay farolas con el cableado fuera, vertidos de aguas y faltan listones en las pasarelas de madera de acceso al arenal; y en San Agustín faltan tramos en las pasarelas, los listones de madera de las duchas están deteriorados y astillados y faltan zonas de sombra. "La falta de mantenimiento es patente", declaró Álamo.

La portavoz consideró que este gobierno local "pasará a la historia como el que más daño ha hecho al municipio; este pacto Frankenstein nos cuesta horror y terror a los que vivimos y vienen a pasar las vacaciones".

Compartir el artículo

stats