La bandera azul ya ondea, desde este mismo viernes y por sexto verano consecutivo, en la Playa de Arinaga. El emblema, otorgado por la Fundación Europea de Educación Ambiental, reconoce la limpieza y calidad de las aguas, la gestión medioambiental y los servicios a disposición de la población, tales como duchas, baños públicos y socorristas.

La colocación de la bandera, izada este viernes por el alcalde de Agüimes, Óscar Hernández, coincide precisamente con la reactivación del servicio de vigilancia, salvamento y socorrismo, que volverá a estar operativo durante los meses de verano, ante el aumento del número de bañistas que se registra en esta época del año. Hasta el próximo mes de septiembre, siete socorristas se encargarán de atender las incidencias o situaciones de emergencia que se puedan producir en el litoral, en horario de 11:00 a 19:00 horas. Vigilarán las zonas de baño más frecuentadas por la población: Los Barquillos, La Planita, El Muelle, el Soco Negro, el Risco Verde y la Playa de Cabrón.

El dispositivo de vigilancia, que contará con el apoyo de la Policía Local y de Protección Civil de Agüimes, se intensificará durante los fines de semana y festivos, días de mayor afluencia. Los socorristas contarán además con una embarcación tipo zodiac y con bicicletas para facilitar sus desplazamientos de un punto a otro de la playa. También dispondrán de sillas de aproximación y sillas anfibias para ayudar a las personas con movilidad reducida.