Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Norte tiene luz verde para ampliar en dos carriles la vía de Arucas a Moya

El Cabildo da el visto bueno definitivo al Plan Territorial PTP-15 tras 17 años de trámites | Arucas, Moya y Guía reservan suelo para el futuro realojo de la costa

Viviendas en la zona de El Roque. | | LP/DLP

Los municipios del litoral del norte de Gran Canaria tienen dibujada, tras 17 años de trámites burocráticos, la ampliación de la Autovía GC-2 que gana dos carriles en el tramo que va desde Arucas a Moya, por el lado de esta carretera, con lo que se evita cualquier variante y los túneles que proponía el Ayuntamiento de Moya para sortear la zona de El Altillo aunque, según señaló ayer la consejera de Política Territorial del Cabildo de Gran Canaria, Inés Miranda, esa opción se podría acometer cuando se concluya la revisión del Plan Insular de Ordenación.

El Consejo de Gobierno del Cabildo de Gran Canaria dio ayer el visto bueno definitivo al Plan Territorial Parcial del Norte (PTP-15) que marca así el inicio de la reordenación y el desarrollo de toda la costa norte de la isla, que conlleva mejorar la red viaria con la creación de un nuevo corredor de alta velocidad para agilizar el tráfico que ahora está limitado. Y, a su vez, también contempla conectar con un paseo marítimo toda la costa de Arucas, Moya y Guía que permitirá enlazar los núcleos urbanos de San Felipe, Roque de San Felipe, La Barranquera, Casas Quemadas, San Andrés, Quintanilla y El Puertillo en los que se recuperan las zonas de servidumbres de dominio público para instalar nuevos equipamientos de ocio.

Además, estos municipios van a poder reservar suelo urbano para el futuro realojo de las 300 familias que ocupan ahora viviendas afectadas por la Ley de Costas, que amenaza con tumbar esas construcciones hechas en dominio público en Quintanilla, San Andrés, Bocabarranco, el Roque y San Felipe.

Este documento sólo determina el espacio por donde debe ir el recorrido de la ampliación de la GC-2, es decir que no lo diseña, pues, según explicó la consejera del Cabildo, será en el proyecto de construcción que redacte el Gobierno canario donde se definan los detalles del trazado, como el posible soterramiento de la autovía entre Bañaderos y El Puertillo.

El siguiente paso será que este planeamiento lo apruebe el Pleno de la corporación local, y ya después tanto la redacción de los proyectos como su ejecución quedan en manos del Ejecutivo autonómico. En cuanto al tiempo que se ha tardado en encontrar la alternativa para ampliar la carretera que va de Arucas a Moya, explicó que esto se ha debido a que el documento que contempla la mejora de esta vía lo inicia primero el Gobierno canario, y a raíz de las sentencias del Supremo que tumban el trazado previsto, el Ejecutivo decide pedir al Cabildo que incluyera esta actuación dentro del Plan Territorial del Norte. Es por eso que este planeamiento inicia su andadura en 2005, pero se declara caducado en 2012, tras dos sentencias del Supremo que anulan la Variante de Bañaderos, y es en 2018 cuando se vuelve a retomar.

La consejera destacó que la finalidad definitiva del PTP-15 es desarrollar el modelo territorial y los objetivos trazados en el Plan de Ordenación Insular para ordenar toda del área estratégica de la costa de Bañaderos, Quintanilla, San Andrés, El Roque, y San Felipe, siempre teniendo en cuenta sus características naturales y funcionales a la hora de reactivar y potenciar todo su desarrollo económico, lo que supone incluir nuevos equipamientos costeros, servicios náuticos, y también tener en cuenta otros usos como el residencial y diversos equipamientos como la oferta comercial.

Otra de las intervenciones que recoge este Plan Territorial del Norte es la mejora de la playa de San Felipe, del Charco de San Lorenzo, con la rehabilitación del balneario, la reubicación de las edificaciones existentes y el traslado del vial hacia el interior. También plantea proteger la zona de baño de la Playa del Roque para disminuir el nivel de agitación del agua de baño en la punta de El Roque, y la implantación de un club de surf con gradas.

Asimismo, la consejera de Política Territorial del Cabildo explicó que además del desarrollo de toda la plataforma del litoral también se incluye la zona de influencia paisajística, es decir, las desembocaduras de los barrancos, los acantilados y las laderas. Así se plantea la prolongación del litoral hasta la desaladora de El Puertillo que engloba al núcleo de Bañaderos, y se extiende hasta Costa Ayala y Tinoca, y propone la creación de un parque empresarial en la zona de la Granja Agrícola. Sobre esto, la consejera señaló que con este equipamiento que se ubicará junto las instalaciones de la Granja de Bañaderos se intenta dar respuesta a una demanda que ha venido planteado la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria para contar con espacio para la formación y la investigación.

Compartir el artículo

stats