Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

Santa Águeda tendrá uso deportivo y seguirá con la cementera seis años

El Gobierno dará a Ceisa una concesión temporal en lo que se habilita el suelo en Arinaga | Franquis señala que hay que llegar a un «gran acuerdo de isla»

Bañistas en la bahia de Santa Águeda con la fábrica de Ceisa al fondo, en El Pajar. | | LP/DLP

El Gobierno canario ha decidido que el puerto de Santa Águeda, ubicado en San Bartolomé de Tirajana, tenga uso deportivo como contempla el Plan Insular de Ordenación de Gran Canaria (PIO), pero alternará de forma temporal ese uso con el industrial para que la cementera, cuya concesión expira el próximo mes de octubre, pueda seguir operando en este recinto portuario por lo menos hasta 2028. Este es el periodo que se estima que se tardará entre modificar el planeamiento urbanístico y el plazo que baraja la Autoridad Portuaría para que estén habilitados los terrenos junto al mismo puerto de Arinaga para que Cementos Especiales de las Islas (Ceisa), pueda realizar el traslado de sus instalaciones a una parcela lo más cerca posible de este muelle a fin de facilitar los atraques, según aseguró ayer el consejero de Obras Públicas del Gobierno canario, Sebastián Franquis.

El espacio deportivo que se contempla en un futuro para este puerto de San Bartolomé de Tirajana tendrá capacidad para albergar entre los 150 y 200 atraques.

Pero aunque, como aseguró el consejero de Obras Públicas, hace una semana «era impensable» llegar a un consenso entre la administración y los representantes de la empresa Ceisa y del sector turístico, a partir de ahora «hay que propiciar un gran acuerdo de isla» entre las administraciones- el Gobierno, el Cabildo insular y el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana- y las empresas privadas, para que estos cambios puedan llevarse a la práctica «con consenso». Además, puntualizó que este traslado se va a tener en cuenta la protección del empleo y el tejido productivo en tanto que buena parte de la población de El Pajar trabaja en esta fábrica.

Si bien a lo largo del pasado jueves y viernes el consejero ha estado exponiendo precisamente esta determinación a los representantes del Cabildo, el Ayuntamiento tirajanero, la cementera, a los empresarios turísticos, y a la plataforma vecinal Salvar la Bahía de Santa Águeda, durante las próximas semanas dijo que pretende seguir trabajando para que «este cambio, que nos compromete a todos sea una realidad, y se resuelva con diálogo». Con todo, Franquis dejó claro que aunque ya puso sobre la mesa a Ceisa la idea de trasladar la fábrica a Arinaga, aún no se ha cerrado la fecha concreta.

La opción del uso compartido , que abordará el consejo de administración de Puertos Canarios el próximo 22 de octubre, ya que es el órgano al que compete ejecutar esta decisión, «es el mejor escenario en lo que se refiere a los costes económicos y beneficios sociales», según explicó el consejero de Obras Públicas del Gobierno canario. A la hora de elegir entre los tres escenarios que se barajaban para este puerto: el uso deportivo, el industrial, y el mixto, el consejero explicó que se han tenido en cuenta hasta cinco informes en los que se ha hecho un análisis socioeconómico, ambiental y de planificación urbanística elaborados por la comisión de trabajo constituida en abril del pasado año entre las consejerías de Obras Públicas, Planificación Territorial y Turismo con este fin.

Asimismo, el consejero remarcó que el modelo combinado es «respetuoso» con la «vocación» contemplada en el Plan Insular de Ordenación (PIO), que se recoge que los terrenos que rodean a ese puerto se deben convertir en un una pieza de desarrollo turístico sostenible, para lo que el Cabildo tendrá que transformar esa previsión en una determinación vinculante. También el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana deberá incluir este cambio de uso en el Plan General de Ordenación.

Ceisa desmiente un traslado de la fábrica

Cementos Especiales de la Islas (Ceisa) negó ayer que haya acordado con Franquis el futuro traslado de las instalaciones que tiene en El Pajar, cerca del puerto de Santa Águeda. La empresa desmintió ayer en un comunicado las declaraciones que hizo el consejero de Obras Públicas en rueda d e prensa en las que aseguró que en la reunión mantenida ayer con el coordinador general de CEISA, Claudio Piernavieja, se había acordado un futuro traslado de la fábrica, que desarrolla su actividad en terrenos de su propiedad. Desde la cementera insisten en que tienen «plena voluntad de diálogo y consenso, como ya han manifestado en múltiples ocasiones», a la vez que recalcan que están abiertos a analizar cualquier propuesta que les permita seguir realizando su actividad industrial como viene haciendo hasta ahora. En este sentido, exponen que la fábrica, asentada en suelo propiedad de la empresa; la cantera, de donde se extrae la materia prima local, y el puerto de Santa Águeda, puerta de entrada y de salida del resto de materias primas y del producto elaborado, forman un todo imprescindible para el desarrollo de dicha actividad industrial. Por último, la empresa expone que en marzo del pasado año y ante la próxima caducidad de la concesión en octubre de 2022, solicitaron una nueva concesión «para seguir operando en las mismas condiciones y aportando riqueza y empleo estable y de calidad al Archipiélago».

Compartir el artículo

stats