Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El náufrago francés rescatado en Malpica fue localizado desde Maspalomas

El programa de búsqueda Cospas-Sarsat dio el aviso del accidente al equipo de salvamento gallego tras detectar la baliza activada de la embarcación

Dos de los buzos de salvamento marítimo que participaron en el rescate del pasado martes sobre el casco del velero. LP/DLP

El hombre francés de 62 años rescatado el pasado martes en un angustioso naufragio en la Costa da Morte fue localizado gracias a la señal de la baliza de su velero, que llegó al programa de búsqueda Cospas-Sarsat ubicado en el Centro Espacial de Maspalomas. Los operadores rápidamente pusieron en aviso al Centro Nacional de Salvamento Marítimo de Madrid, que desplegó a las unidades y comenzó una intervención de más de 16 horas en la que el superviviente salió vivo gracias a una burbuja de aire que se formó bajo el casco. 

El velero de competición se convirtió en una auténtica pesadilla para su único ocupante cuando se vio atrapado por la embarcación, que emitió la primera señal de socorro a través de su radiobaliza a las 20:17 horas del lunes. A partir de ese momento, comenzó también la espera desde el Centro de Control de Misión del sur de Gran Canaria, que revisaba de forma constante la señal del dispositivo para contactar al centro de salvamento sobre los cambios que se podían producir en su ubicación. En este caso no se llegó a desplazar, ya que el barco se quedó clavado en su sitio después del siniestro. 

Pequeños golpes

La emisión del aviso hizo posible la intervención, pues en esos momentos no había ningún rastro a la vista del ocupante, lo que limitaba las opciones de que algún otro navegante pudiera observar lo que había ocurrido y diera la señal de alarma. De hecho, la falta de visibilidad fue la mayor complejidad que enfrentaron los miembros del equipo de rescate, que al final lograron localizar al viajero por los pequeños golpes en las paredes del casco que oyeron los buzos de la Base Estratégica de Salvamento Marítimo de Fene.

La ausencia de señales de vida alrededor del denominado como Jeanne Solo Sailor hizo necesario desplegar a multitud de equipos para rastrear la zona por mar y aire. El paso de las horas iba reduciendo las opciones de encontrar al hombre con vida, pero los trajes especiales de protección con los que contaba le permitieron mantenerse a flote. 

La zona de Malpica en la que tuvo lugar este accidente emitió también otra señal al centro de Cospas-Sarsat a principios de julio, tras encallarse un yate. En el caso anterior falleció una mujer de 66 años, mientras que su acompañante de la misma edad resultó herido. El programa, que acumula más de 20 años de actividad, utiliza un sistema de satélites que le permite detectar en un breve lapso de tiempo todas las señales de emergencia emitidas por barcos y aviones. 

Compartir el artículo

stats