Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los empresarios de Fataga se quejan de las pérdidas que les supone el cierre de la vía

Los vecinos no entienden porqué la obra no se hace por la noche y después del verano

Un turista entra al restaurante Albaricoque de Fataga. | | LP/DLP

El cierre de la carretera de acceso a Fataga (GC 60) durante diez días por obras de asfaltado ha puesto en pie de guerra a los vecinos de este barrio de las medianías de San Bartolomé de Tirajana. Los que regentan negocios de hostelería se quejan de las pérdidas que les va a suponer el cierre de la vía porque impide el acceso a los turistas, y además denuncian que desde el Cabildo no le hayan comunicado con tiempo de antelación este corte, que se va a producir del 16 al 26 de agosto, para que no les cogiera con la visita de excursionistas ya programadas, o con mucha mercancía perecedera comprada que van a perder. El corte de tráfico supone además a muchos residentes que trabajan en la zona turística otro quebradero de cabeza porque la única opción que les queda para llegar a sus puestos de trabajo es ir a hacia Santa Lucía de Tirajana para después bajar hacia la zona de costa de San Bartolomé de Tirajana, un trayecto que de media hora se prolonga a hora y media.

“Nos enteramos hace tres días cuando pusieron los carteles”, señaló ayer Tania Cruz, que regenta el restaurante Albaricoque. Si bien reconoce que la obra de asfaltado es necesaria porque hay muchos baches , considera que se ha debido informar previamente a los vecinos y propietarios de negocios para que de esa forma pudieran organizar las reservas de clientes y el avituallamiento de productos porque, en su caso, le ha cogido con mucha verduras y carne comprada y “no está precisamente la cosa para tirar”. Tras reconocer que el cierre siempre genera un problema, defendió que si los trabajos se realizaran en horario nocturno sería más llevadero. Aún así insistió en que si les hubieran avisado con tiempo podría haber dado las vacaciones a sus empleados ahora, y no en julio como hizo porque “van a estar sin trabajar y les tiene que abonar el salario”.

Jorge Espinosa, presidente de la la Asociación de Vecinos Arteara de Fataga criticó también que no se les haya informado con antelación. El representante vecinal ha pedido al Cabildo grancanario, que ha adjudicado la obra, que en actuaciones futuras informe en tiempo y forma a los vecinos para que puedan organizar su vida y sus negocios. «Comprendemos que las vías necesitan reparaciones y mejoras, pero solicitamos a la consejería de Vías y Obras del Cabildo que busque una mejor solución como podría ser el asfaltado durante las horas nocturnas», añadió.

Por su parte, otro de los empresarios afectados, Norberto Pérez, que tiene el grill Fataga y una cafetería comentó que lleva días haciendo cuentas y números para ver como puede hacer frente a estos diez días sin clientela. Aunque hay un paréntesis y el fin de semana del 20 y 21 de agosto van a poder abrir, este vecino se mostró enojado con la situación porque le han cancelado las reservas de una empresa que hace excursiones en jeep, al igual que otras que tenía contratadas a través del operador TUI. “¡Imagínese usted!”, exclamó al hacer un balance de los efectos que el corte de la GC 60 va a generar en su negocio.

Compartir el artículo

stats