Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

Fataga está sin tanatorio por falta de luz y de acceso para el coche fúnebre

Las instalaciones costaron 131.900 euros pero queda pendiente la red eléctrica y las pertinentes cámaras mortuorias | El proyecto se realizó hace tres años

Al fondo, el tanatorio con el parque infantil delante, que se va a suprimir para que puedan acceder los coches. | | LP/DLP

Un tanatorio sin luz, sin la cámara mortuoria reglamentaria y con un parque infantil en la puerta, flanqueado por un muro, que impide el paso de los coches fúnebres. Fataga cuenta desde hace tres años con un velatorio que no se puede utilizar porque el proyecto, que supuso una inversión de 131.000 euros, sigue pendiente de la conexión de las instalaciones a la red eléctrica, y además la empresa que se hizo cargo de la obra presentó quiebra, y no dejó las instalaciones equipadas con la cámaras mortuorias como obliga la normativa.

En las instalaciones que durante años albergaron el teleclub, el anterior equipo de gobierno (AV-PP), para que los familiares de los fallecidos pudieran disponer de un espacio cercano para velar a sus seres queridos, ya que las opciones son o Tunte o Maspalomas, decidió disponer de una partida del Plan Transforma Gran Canaria con el que el Cabildo insular financia proyectos en los municipios de medianías. La obra se adjudicó en 2019 a la empresa Global Service Maspalomas S.L. por 131.900 euros, y contaba con seis meses para hacer los trabajos.

A decisión de los propios vecinos, el emplazamiento del velatorio se instalaba así en los 117 metros cuadrados disponibles para este servicio en la planta baja del viejo Teleclub, en la calle Néstor Álamo, una instalación de principios de la década de los años 80 del pasado siglo.

Con el velatorio, totalmente adaptado a las requisitos y condiciones de establecimientos sanitarios mortuorios, el Ayuntamiento pretendía atender una necesidad de Fataga para cubrir el acompañamiento familiar de los difuntos en el propio pueblo, y evitar los actuales desplazamientos hasta el tanatorio de Maspalomas o Tunte. Son las familias las que deciden entre ambas alternativas. Además, esta instalación también está pensada para prestar servicio a los vecinos de Arteara.

Pero las instalaciones no han podido estrenarse porque, según explica el concejal de Vías y Obras, Bartolomé Acosta, hay que hacer otro contrato para instalar las cámaras mortuorias homologadas, ya que las que se colocaron no cumplen la normativa y, además, hay que licitar en ese proyecto la conexión del velatorio a la red eléctrica que no se incluyó en el primer proyecto. Esto supone afrontar un nuevo gasto de unos 40.000 euros, tal y como expone este concejal socialista.

Además, el edil explica que queda pendiente la supresión del parque infantil que está justo en la misma puerta de estas dependencias fúnebres, otro de los detalles que parece que no tuvo en cuenta el anterior gobierno municipal a la hora de llevar a cabo la reconversión del teleclub en tanatorio, porque ese espacio se necesita para facilitar el acceso a los coches fúnebres.

La consulta que han planteado a los vecinos es trasladar estas instalaciones infantiles hasta la cancha de pádel que ahora no se utiliza a fin de que se pueda contar con otro espacio donde los pequeños puedan jugar.

Sin embargo, la portavoz de AV-PP, Elena Álamo, defiende que estos argumentos y motivos no justifican que el tanatorio no haya podido abrirse, ya que la obra estaba concluida. Precisamente este debate se puso sobre la mesa en el pleno municipal del pasado mes de julio en el que la edil, ahora en la oposición, recriminó al grupo de gobierno que hayan dejado pasar casi tres años para poner en marcha el velatorio, cuya obra habían dejado resuelta en su mandato. Álamo defendió que, en su etapa, «en la apuesta por mejorar los servicios en las medianías, impulsaron este proyecto y quedó construido el tanatorio, y lo único que quedaba era resolver la conexión a la red eléctrica».

También explica la edil que durante el mandato de AV-PP dejaron incluso el proyecto referido a la supresión del parque infantil ya redactado y solo quedaba pendiente ejecutarlo, un asunto que, en su opinión, ha tenido tiempo para resolverlo en estos tres años el grupo de gobierno.

«En lugar de destinar los fondos que recogen del Cabildo para hacer mejoras en las medianías, lo que ha hecho el cuatripartito es comprar coches y más coches y, aunque digan que los van a utilizar en estos pagos, lo que debían hacer era atender a estos vecinos de Fataga que llevan años reclamando un tanatorio para no tener que desplazarse al casco de Tunte o bajar hasta Maspalomas», insiste.

Compartir el artículo

stats