Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arucas

Vecinos indignados por la nueva tasa de basura revientan el pleno de Arucas

El alcalde se aviene a alargar el periodo voluntario de pago para subsanar las muchas deficiencias detectadas en el censo, pero rechaza su anulación

Un momento del pleno, celebrado este viernes en las Casas Consistoriales de Arucas. J. B.

Tenso, muy tenso. Un vecino que se encamina entre las bancadas de los concejales para encararse con el alcalde (Juan Jesús Facundo) porque entendía que le había llamado mentiroso y que es frenado en sus pasos, una supuesta amenaza a viva voz a la concejala Jesica Guerra, gritos, insultos, mucha falta de educación en algún presente y algún gesto reprobable. Varias decenas de vecinos indignados por la llegada a sus casas y empresas del primer recibo de la basura, cuya tasa acaba de restituirse en Arucas tras 27 años sin cobrarse y en el que se se han detectado también numerosos errores en el censo de pago, reventaron el pleno ordinario de este viernes en una sesión extremadamente acalorada. La convocatoria, que se fue gestando por las redes sociales y que se acrecentó por la actual situación económica actual de muchas familias, logró que el grupo de gobierno (PSOE-PP) se avenga a alargar el periodo voluntario de pago para subsanar las deficiencias, admitidas por la Corporación, después de permitir también que una decena de afectados hiciera de forma excepcional preguntas, que encontraron la respuesta de los ediles. Hasta ocho policías locales llegaron a personarse, ante el cariz que tomaron los acontecimientos.

Quiero dar el pésame a los autónomos

decoration

"Quiero dar el pésame a los autónomos, en estos tiempos no habría que cobrar a nadie, y este ayuntamiento no ha hecho nada por el municipio de Arucas", "Me dicen que para poder reclamar tengo que pagar", "¿van a tomar alguna medida urgente?", "yo soy empresario, y ¿en qué se basan para cobrarme 900 euros?", "¿por qué tienen información sesgada? Yo no tengo industria y me quieren cobrar como si la tuviese", "soy peluquera autónoma y a un compañero le cobran 150 euros, y tengo que llevar la basura de mi casa a 300 metros y cobran otros 57 euros". Hasta diez preguntas formales y otras informales a grito pelado surgieron de forma espontánea en el pleno, donde no había ningún punto que llevara a este tema, pero que los distintos grupos de la oposición sacaron también a la mesa de debate, logrando en esas ocasiones la aprobación en forma de aplausos y gritos.

Los socios de gobierno justificaron por razones legales y económicas la entrada en vigor de esta tasa, que se aprobó hace casi un año y después de 27 años sin cobrarse, aunque en su momento se compensó con una subida del catastro (impuesto de bienes inmuebles), y que ahora ha visto la luz para los vecinos en un momento de precios disparados en todos los servicios básicos.

Juan Jesús Facundo aceptó que existen errores en los recibos, que se han basado en el censo que maneja el Catastro, por lo que se comprometió a prolongar el periodo voluntario de pago para estudiar los errores detectados. En cualquier caso, rechazó los sucesivos ruegos de los partidos de la oposición (No adscrito, Nueva Canarias, Coalición Canaria y Podemos) para que se elimine la tasa por el malestar que se ha suscitado, recordando que es de obligado cumplimiento por ley.

Los ediles también se lanzan acusaciones mutuas

decoration

Las crecientes acusaciones entre gobierno y oposición fueron también múltiples, lo que tensó más el ambiente en las Casas Consistoriales de Arucas.

Rafael Segura (Podemos) propuso una reducción del 50% de la tasa mediante subvenciones y se reafirmó en su demanda de remunicipalización del servicio. Y Óliver Armas (PSOE) le recriminó que en una reunión con vecinos cuando se tramitaba este pago animara a cargar todo el recibo sobre los empresarios y excluyera a los vecinos. José Eduardo Marrero (Grupo Mixto) cuestionó al regidor "si es consciente del malestar de la ciudadanía", y criticó que no se atendiera a las particularidades de los vecinos, al igual que defendió Nueva Canarias. Y la edil de gobierno Beatriz Herrera hizo pública una conversación telefónica con Sonia Viera (NC) horas antes en la que supuestamente se ponía del lado del gobierno local, pero que allí hubiera cambiado su punto de vista. Desde el gobierno se lamentó los silencios cómplices durante la tramitación de la tasa y echó parte de la culpa del "enfado" social por "la confusión generada".

Y, en medio, gritos mandando callar al alcalde, cruce de acusaciones de mentiroso, y críticas porque Facundo no dejara hablar a los vecinos, ya que muchos entendían que en esa citación espontánea les abría la puerta a hablar cuando les viniera en gana, a pesar de que el pleno debatía otros asuntos en el orden del día, "y no podían esperar tantas horas porque tenían más cosas que hacer".

Ocho policías para calmar las aguas

decoration

Mientras, los policías trataban de bajar el tono de algunos presentes de buenas formas, para evitar que el salón plenario terminara de explotar.

El alcalde terminó parando el pleno, después de que algunos asistentes se le echaran encima cuando una señora intentó exponer su problema y se tenía que ir, alegando que su marido estaba enfermo. Y ahí un hombre se lanzó en dirección al alcalde por entender por segunda vez que le llamaba mentiroso, y fue parado a medio camino. Pero no fue el único momento tenso, lo que obligó a personarse hasta ocho policías locales. En ocasiones, por malos entendidos, y en otras por falta educación, llegando incluso a darse la circunstancia de que algún presente mandara a callar al alcalde a grito pelado, bajo el viejo argumento de que el pueblo manda y él es un simple mandado. También hay que señalar que algunos presentas cuestionaran la falta de educación de algunos, reconociendo que estaban fallando las formas para hacerse oír sobre sus quejas.

Bonificaciones para algunos sectores

decoration

Como ya publicó este periódico hace casi un año, a nueva tasa de basura que entró en vigor este año oscila entre los 57,5 euros en el caso de las viviendas, por los 60 euros de las asociaciones y clubes, y los 3.000 euros que recae sobre las actividades e industrias, entre las que se incluyen los grandes supermercados. La ordenanza establece bonificaciones del 5% por pago adelantado, una reducción del 30% de la cuota para familias vulnerables o con riesgo de exclusión social, y alcanza el 50% para los negocios de nueva creación en su primera año.

El alcalde de Arucas Juan Jesús Facundo, recordó ayer que la tasa existía hasta el año 1995, y suponía 36 euros. Y que siendo regidor Froilán Rodríguez la quitó poco antes de las elecciones, pero que en cambio, apuntó, elevó el impuesto de bienes inmuebles (IBI).

Facundo argumenta que el coste del servicio se ha disparado durante la última década, pasando de los dos millones en 2011 a los más de cuatro millones. Hasta ahora el servicio se sufragaba de forma indirecta a través de las arcas municipales, pero ahora recae en cada bolsillo de los vecinos de Arucas.

La tasa más baja que pagan los vecinos es el de las viviendas. Cada propietario deberá abonar 57,50 euros al año.

Los talleres de coches y pequeñas oficinas se equiparan a las peluquerías, floristerías, bazares, farmacias y joyerías

decoration

A partir de ahí, las industrias de escasa generación de residuos abonarán en cada ejercicio 150 euros. En este ámbito se incluyen los talleres de coches, oficinas de hasta 100 metros cuadrados de superficie, comercios textiles y análogos y despachos profesionales (en ambos casos, de hasta 100 metros), peluquerías, floristerías, bazares, farmacias, joyerías.

Las actividades e industrias de baja generación de residuos pagarán 500 euros. Y aquí se incluyen los supermercados de hasta 120 metros cuadrados, bares, lavanderías (hasta 600 metros), oficinas (de 100,01 a 500 metros), industrias de hasta 300 metros, comercios textiles y análogos (de 100,01 a 200 m.), industrias de elaboración de pan, carpinterías de madera, hierro y aluminio, salones de celebraciones y otras de similares características y no contemplados anteriormente.

La cuantía se eleva a los 900 euros en las actividades e industrias de media generación de residuos. En este apartado aparecen las estaciones de servicio, bares con comida y las que tienen terraza, restaurantes de hasta 200 metros cuadrados de superficie, lavanderías de más de 600 metros, oficinas de más de 500 metros, industrias de 300,01 a 500 metros de superficie, comercios textiles y análogos de más de 200 metros, carnicerías y pescaderías, fruterías, supermercados de 120,01 a 200 metros y otras de similares características.

Las actividades e industrias de alta generación de residuos abonarán 1.850 euros. Aquí aparecen restaurantes y similares de más de 200 metros cuadrados de superficie, supermercados de 200,01 a 1000 metros, industrias de 500,01 a 1.000 metros.

Las grandes actividades e industrias abonará el máximo, que alcanza en este caso los 3.000 euros. Afecta a supermercados e industrias de más de 1.000 metros cuadrados de superficie.

Un capítulo específico se dedica a las actividades sin ánimo de lucro y con escasa generación de residuos, que tienen que hacer frente al pago de 60 euros anuales. Afecta a los locales de asociaciones de vecinos, culturales, deportivos y análogos.

La tasa de los colegios, guarderías y similares, tanto privados como concertados, dependerá de su tamaño. Hasta 100 alumnos, será de 500 euros, y si supera el centenar de usuarios se duplica hasta los 1.000 euros

Lo mismo pasa con los hoteles y residencias. Hasta 15 habitaciones, el hotel pagará 500 euros; por cada habitación más, otros 25 euros. Hasta 30 usuarios de la residencia, 500 euros, y más de 30 usuarios por residencia, se eleva a los 1.000 euros.

Por último, los locales comerciales e industrias sin actividad, abonarán 60 euros.

Una reducción del 50% de la cuota, durante el primer año, para los locales que están empezando

decoration

La ordenanza municipal de Arucas establece una serie de exenciones, reducciones y demás beneficios legales. Entre ellos, una bonificación del 5% de la cuota para quienes domicilien o anticipen el pago de los recibos. Para que se pueda acoger a esta ventaja, la domiciliación debe realizarse tomando como fecha límite una semana antes del fin del periodo de pago voluntario, para que tenga aplicación a partir del ejercicio en curso.

En segundo lugar, una reducción del 30% de la cuota para personas físicas que pertenezcan a una unidad familiar afectada por un estado de vulnerabilidad o con riesgo de exclusión social. Esta reducción «tiene carácter rogado» en los Servicio de Bienestar Social Municipal», según el documento.

Y, por último, una reducción del 50% de la cuota, durante el primer año, para los locales en las que se inicie el desarrollo de una actividad económica ya sea empresarial, profesional o artística, dentro del término municipal de Arucas. Como en el caso anterior, esta reducción tiene carácter rogado, y constará en el Servicio de Actividades Clasificadas Municipal.

Compartir el artículo

stats