El Ayuntamiento de Firgas inicia los trabajos para la retirada de escombros y la eliminación del vertedero de Lomo del Pino. El Ayuntamiento expone que esta escombrera surgió en el pasado mandato «por los anteriores responsables públicos», por lo que el actual grupo de gobierno se encontró que «el contrato con la anterior empresa de recogida de residuos llevaba años caducado y la empresa no atendía las órdenes para revocar estos hechos».

El alcalde de Firgas, Jaime Hernández, alega que la pandemia retrasó el expediente de licitación del nuevo servicio de recogida de residuos y limpieza viaria, lo que daría pie «a finiquitar la relación con la anterior concesionaria que se encontraba en situación irregular con el Ayuntamiento, propiciando que la situación se agravara y se alargara temporalmente».

El gobierno local detalla que durante este tiempo se ha llevado a cabo la identificación de los diferentes residuos. Y que, finalmente, se adjudicó el contrato a una empresa para la retirada del grueso de materiales del vertedero, que ha permitido la retirada de los materiales más sensibles, como los escombros con fibrocemento, y los neumáticos, que será trasladados a un gestor autorizado.