Los vecinos de Firgas y Moya están hartos de las carreras ilegales

El ruido y los gritos que provocan las carreras de coches en los alrededores del Barranco de Azuaje interrumpen el descanso durante la noche

Los vecinos de Firgas y Moya están hartos de las carreras ilegales

Los residentes del área del Barranco de Azuaje, situado entre los municipios de Firgas y Moya en Gran Canaria, desean terminar con las carreras ilegales de coches que se llevan a cabo cada fin de semana a pocos metros de sus hogares. Aparte del riesgo que supone para la seguridad vial, el ruido de los motores, los derrapes y los gritos de los espectadores que acuden a ver las carreras en la madrugada les impiden dormir tranquilamente. 

Las carreras ilegales tienen lugar en un tramo de la GC-350.

Felo es uno de los cien vecinos afectados que ha estado tratando de conciliar el sueño durante los últimos cinco años mientras escuchan el estruendo de los motores, según ha contado el propio afectado a Televisión Canaria

Los residentes han informado a la Dirección General de Tráfico, la Delegación del Gobierno y el Diputado del Común sobre el problema. 

Los alcaldes de ambos municipios del noroeste de Gran Canaria han solicitado mayor presencia policial, la instalación de radares y reductores de velocidad en la vía de propiedad insular. La Guardia Civil está investigando el asunto y tratando de identificar a los conductores para tomar medidas de prevención y garantizar la tranquilidad durante la noche.