Debate sobre la Orientación General de la Política de la Isla 2024

Morales sostiene que Gran Canaria es líder regional por la estabilidad del pacto del Cabildo

La economía de la isla "ha crecido en un 9% y el Producto Interior Bruto de la isla ha crecido en más de 1.500 millones de euros", una realidad en la que el Cabildo de Gran Canaria "contribuye decisivamente"

El presidente resalta el apoyo ciudadano a los nueve años seguidos de gobierno de NC-PSOE para responder a las críticas de la oposición

Morales en el Debate sobre la Orientación General de la Política de Gran Canaria 2024

La Provincia

Gran Canaria es la isla que mejor afronta los grandes retos de la sociedad canaria y lo ha conseguido gracias a la estabilidad de los nueve años de gobierno del pacto entre NC y PSOE en el Cabildo, un periodo alejado de la crispación política de otras instituciones y que arroja datos «incuestionables» de crecimiento económico, reducción del paro y continuidad de un modelo de ecoisla que da resultados y es envidia de otros territorios del Archipiélago. 

El presidente Antonio Morales resumió así la situación de Gran Canaria en la primera sesión del Debate sobre la Orientación General de la Política Insular 2024, que en el primer turno se convirtió en casi un monólogo de los seis intervinientes, los tres miembros del gobierno para resaltar sus logros y los tres portavoces de la oposición para criticar la labor del último año, con una visión entre moderada y catastrofista. 

Solo en las réplicas del segundo turno hubo verdadero debate, con el vicepresidente y portavoz de NC Teodoro Sosa como animador de la jornada por sus contundentes respuestas a lo que consideró «mensajes de odio, xenófobos y racistas» de Vox y, en menor medida, a las denuncias del PP y de CC en cuestiones como el desempleo, la falta de vivienda o las limitaciones al turismo.

Tanto Morales como Sosa y el vicepresidente primero, el socialista Augusto Hidalgo, exprimieron un argumento incontestable frente a las acusaciones de la oposición: hace solo un año los ciudadanos de Gran Canaria fueron llamados a las urnas y votaron por tercera vez consecutiva un gobierno progresista de NC-PSOE en el Cabildo, incluido el modelo de ecoisla iniciado por Morales hace nueve años.  

Intervención

Esa fue una de las primeras ideas que lanzó el presidente en su discurso inicial, escrito en 38 folios y que leyó a toda prisa. Aún así, usó también el tiempo de su segunda intervención y tuvo que prescindir de algunos párrafos y cifras para respetar los tiempos fijados, que hizo cumplir a rajatabla. 

«Tan importante es situar este debate en el inicio de un nuevo mandato como señalar que se trata de la tercera etapa en la que presido este acto por la reelección consecutiva de este grupo de gobierno», arrancó Morales, quien subrayó que «se expresa así un apoyo indiscutible de la mayoría de la ciudadanía» al proyecto de progreso que representan NC y el PSOE

El jefe del gobierno insular destacó que «esta continuidad, desconocida en el periodo democrático iniciado en el año 1979, nos obliga a respetar esta voluntad popular porque refrenda un modelo de isla y unas prioridades que han sintonizado con las necesidades de nuestra gente». A su juicio, tiene más valor «porque se produce en un contexto autonómico y estatal de cambios y turbulencias que se han detenido, afortunadamente, a las puertas de nuestra institución». 

Aseguró que cuando en otras instituciones sobresale la confrontación, la crispación, la improvisación o la inestabilidad, en el Cabildo «se ha conseguido que destaque la dedicación a la gestión, el diálogo con todos los sectores, el compromiso municipalista y la planificación de los grandes retos de la sostenibilidad, la cohesión social, el desarrollo económico diversificado, la cultura y nuestra identidad».

Por tanto, insistió, Gran Canaria avanza y «existe un amplio reconocimiento social de que esta isla tiene un libro de ruta trazado y que está liderando la respuesta a los grandes objetivos de este tiempo: la transición energética, la seguridad hídrica, los derechos sociales y la igualdad de oportunidades, la dinamización de nuevos sectores económicos, la soberanía alimentaria, el empleo, el turismo sostenible, la movilidad, la cultura y el deporte, la economía circular, la solidaridad, el patrimonio y los valores que nos identifican como pueblo».

Ya metido en cifras, porque «los números admiten interpretaciones pero son contundentes», Morales afirmó que los indicadores socioeconómicos, de ocupación, de empleo, de afiliación a la Seguridad Social y de confianza empresarial «nos muestran una Gran Canaria dinámica, activa y en condiciones de crecimiento equilibrado, que está ayudando a nuestra gente y a nuestras empresas». 

La ocupación laboral se consolidó en 2023 en el entorno del máximo histórico registrado a final de 2022, un 6,3% más que en 2019. Este dato, recalcó, «no solo supera la situación anterior a la pandemia sino que recupera la enorme pérdida de empleo que el cero turístico nos generó durante los dos años de la crisis». 

La economía grancanaria, según Morales, ha sabido reponerse a aquel accidente y ha abierto nuevas vías de empleo y de actividad laboral, en la que destaca el aumento de la ocupación femenina. De hecho, las mujeres lideran el crecimiento de la ocupación en la isla, 182.610 personas, un 9% más que antes de la pandemia y un 1,2% más que en 2022. Eso significa, detalló, que 13.000 mujeres que estaban paradas, han encontrado trabajo en estos cuatro años.

La evolución del mercado laboral «no solo confirma la recuperación del empleo y por tanto de la actividad económica, en muy poco tiempo, sino la tendencia de un crecimiento sostenido», apuntó. 

Gran Canaria cerró 2023 con una tasa de paro 15,8%, inferior a la media regional y el mejor registro anual de paro de la última década. Tras señalar que no se observan cifras iguales desde marzo de 2008, explicó que el pasado mayo de 2024 es el mes con menos paro registrado de la serie histórica. «Tenemos un 21% menos de paro que hace cuatro años, superando todos los condicionantes del cierre socioeconómico que padecimos», añadió.  

El gran reto ahora es rebajar el paro juvenil, que «sigue siendo insoportable», con un 33%. Y aunque hay una disminución de tres puntos respecto al año pasado, las cifras siguen siendo negativas.  

Gran Canaria cerró el año 2023 con 367.300 afiliados a la Seguridad Social, lo que supone un incremento del 3,3% respecto al año anterior y un 9% respecto a la situación anterior a la pandemia, mientras que el Índice de Confianza Empresarial en abril de 2024 era de 127’8, superando en diez puntos al valor contabilizado al cierre de 2022. 

Las Palmas se mantiene como el principal puerto de tránsito y servicios de escala global en Canarias, pues concentra el 90% de los tránsitos y el 94% en tonelaje. En lo que va de 2024 crece un 13,7% en tráfico de contenedores.

«Nos hemos detenido en los datos del último año porque corresponden con el periodo que debatimos, pero no debemos olvidar que en los últimos cuatro años la economía de Gran Canaria ha crecido en un 9% y que el Producto Interior de la isla ha crecido en más de 1.500 millones de euros, repercutiendo como es lógico en el crecimiento del producto interior per cápita», puntualizó.  

Más sostenibilidad y hacia las soberanías energética, hídrica y alimentaria

Antonio Morales se refirió en su discurso al modelo de ecoísla que propugna el Gobierno insular y expresó que Gran Canaria, en 2024, "es una isla más sostenible, que avanza en la triple soberanía energética, hídrica y alimentaria, que protege y conserva nuestro paisaje y nuestros espacios naturales", y que "la ecoísla supone compromisos transversales que incrementan la introducción de energías renovables en sustitución de los combustibles fósiles, que favorece la producción de agua para nuestros agricultores y aumenta la depuración".

En este sentido, puso el acento en que la Isla ha incrementado en 760 las hectáreas de producción agrícola, mientras disminuyen en el resto del Archipiélago, y que el consumo de productos locales sigue creciendo, lo que permite la subsistencia de nuestros agricultores y ganaderos.

Igualmente, describió un escenario que confirma el protagonismo de Gran Canaria en la introducción de energías renovables, que lidera en el Archipiélago. Así, dio cuenta de que la potencia total instalada de renovables en el mes de abril de 2024 era de 382,6 MW, la producción es de 217 GWh, su integración es del 20% y los vertidos ascienden a 21.258 MWh, lo que multiplica por cuatro las ratios de las otras islas. "Y esto habla de la necesidad de disponer de recursos de almacenamiento de estas energías, y lo debemos conectar con la urgencia y necesidad del Salto de Chira, que cumplirá esta función primordial y ya es una realidad, con la inversión de 620 millones asegurada por el Estado", enfatizó.

Con respecto al agua, comentó que el Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria aporta al sector agrícola 11 millones de metros cúbicos al año, de los que el 55% es regenerada y el resto es desalada. Así, la producción de agua desalada alcanzó, en 2023, los 10.781.533 de metros cúbicos y la de agua regenerada fue de 6.051.845, y la procedente de las presas fue de 669.816. "Gran Canaria está garantizando sus necesidades hídricas y está invirtiendo para incrementar la producción de agua", atestiguó.

Y sobre la soberanía alimentaria, recordó que se han invertido 25 millones de euros en el Plan Estratégico del Sector Primario, en una acción que se acompaña de otras destinadas al fomento del consumo del producto local, que favorecen la comercialización del producto grancanario.

Cuidado de las personas y diversificación económica

El presidente Morales puso de relieve que en el modelo de ecoisla se cuida a las personas y se lucha por la justicia social y la igualdad de oportunidades e incidió en que, directa o indirectamente, más del 70% del presupuesto del Cabildo se destina esos fines, priorizando la atención a menores, a personas dependientes, a mujeres víctimas de la violencia de género, a personas con diversidad funcional y en pobreza o exclusión social.

En detalle, en el ámbito de la Dependencia y la Discapacidad, se pasó de casi 90 millones en 2022 a más de 100 millones en 2024 y se han iniciado o están en proceso de licitación las mayores obras del II Plan de Infraestructuras Sociosanitarias, "del que ya están funcionando 610 de las 1.650 plazas previstas y el resto en proceso de ejecución", especificó.

Del mismo modo, en materia de Igualdad y protección a las víctimas de violencia machista, se aumenta en casi 6,5 millones de euros los fondos de los programas de Atención a las víctimas de violencia de género en los próximos 4 años y, en ese tiempo, el Cabildo aportará cinco millones de euros más que el Gobierno de Canarias, "pese a que el convenio entre las dos administraciones estipula que debe ser una inversión al 50%. La responsabilidad del Cabildo suple el incumplimiento del Gobierno canario", sentenció.

El presidente del Gobierno insular también se refirió a la dinamización y diversificación económica, la modernización industrial-comercial y el desarrollo de la sociedad del conocimiento como otros de los parámetros esenciales del concepto de ecoísla. Y, a este respecto, remarcó que "Gran Canaria avanza en la estrategia socioeconómica con base en la pujanza y el dinamismo de sus pequeñas y medianas empresas, las posibilidades para la diversificación económica la economía azul, el sector audiovisual o las ofertas culturales, deportivas y de ocio, y un Cabildo que aporta recursos en sectores estratégicos".

Para ello, apuntó como instrumento fundamental el Plan de Inversiones que, por todos los conceptos, ronda los dos mil millones de euros, ya que "el Cabildo de Gran Canaria es la administración pública que más invierte en la Isla".

Hizo hincapié también en la apuesta por un turismo sostenible, en coherencia con el modelo de ecoísla, en la que Gran Canaria alcanzó en 2023 un récord de facturación, con 5.459 millones de euros, un 20% más que en 2022 y un 25% sobre 2019, y se consiguió un mayor gasto del cliente, con 1.460,75 euros, el mayor de la historia, con un incremento del 8,29% sobre 2022 y de 25% sobre 2019, junto a un mayor tiempo de estancia, superando los 10 días por visitante, un 3,59% sobre 2022 y un 8,61% respecto a 2019. "El sector turístico de Gran Canaria cerró el ejercicio de 2023 con 4,34 millones de visitantes, lo que representa el tercer año en volumen de turistas de la historia", añadió.

La movilidad sostenible es otro de los factores que Antonio Morales tildó de "imprescindible" para la consolidación de la ecoísla. En este punto, recalcó la apuesta por facilitar el uso del transporte público con la política de bonos iniciada en 2019 y completada con las medidas de gratuidad de los dos últimos años, que se ha visto complementada con la aceleración del proyecto de Tren de cercanías de altas prestaciones, e hizo mención a los 35 millones de euros para sostener la gratuidad del transporte regular de viajeros y a la inversión de 76 millones más en la red de carreteras que gestiona insular.

Al centrarse en la protección del medioambiente y la economía circular, habló de la labor del Instituto de Gestión integrada del Patrimonio Mundial y Reserva de la Biosfera y resaltó que la Isla lidera el reciclaje en Canarias, con casi el 36% de los residuos municipales en 2023, 5 puntos más que en 2022.

En su discurso no faltaron las referencias a la cultura y el deporte, sobre las que resaltó que, desde septiembre de 2023, se han realizado 35 actividades culturales en los municipios, se han mejorado equipamientos culturales insulares y se avanza en la licitación y organización del nuevo Museo de Bellas Artes. Y, en el campo deportivo, detalló que se ha presentado la Candidatura de Gran Canaria como sede de la Copa Mundial de Fútbol 2030 y se efectúan las reformas del Estadio de Gran Canaria y del Centro Insular de Deportes.

Morales catalogó el impulso de las políticas de cooperación con los ayuntamientos y de solidaridad internacional como otros dos baluartes de la gestión del Gobierno insular y cifró en 18 millones la aportación anual al Plan de Cooperación Institucional, a los que hay que sumar los fondos del Fdcan y los incluidos en el presupuesto ordinario y el Plan Extraordinario de Inversiones por Remanentes. Y, al mismo tiempo, recordó que, en su compromiso de solidaridad internacional, mantiene en 2024 la partida presupuestaria correspondiente al compromiso del 0,7 % para ese fin, con 8.5 millones de euros.

Finalmente, abordó la renovación y modernización de la gestión integral del Cabildo, la calificación de sobresaliente en el índice de Transparencia de Canarias, por tercer año consecutivo, y haber alcanzado el mayor volumen de gasto e inversión de la historia, con casi 800 millones de euros.

Escasez de vivienda protegida y auge de viviendas vacacionales

El vicepresidente primero y portavoz del grupo del PSOE, Augusto Hidalgo, valoró, a su vez, los casi diez años que el Pacto de Progreso lleva gobernando en el Cabildo de Gran Canaria como "una década de estabilidad política", cuyo Gobierno ha sido refrendado tres veces consecutivas en las urnas por la ciudadanía de la isla. "Permítanme decirles que creo que los ciudadanos de Gran Canaria hoy viven en una sociedad mejor que la de hace una década, y en una Isla con un modelo de crecimiento socioeconómico y de sostenibilidad ambiental", afirmó Hidalgo. "Es más, creo que si algo ha caracterizado a la política grancanaria en la última década es la obtención de grandes consensos sobre actuaciones estructurales de la Isla que requieren procesos más allá de los mandatos políticos: el Salto de Chira, el tren, el desarrollo de grandes vías de comunicación y transporte o la protección de espacios naturales".

El vicepresidente reconoció en su discurso que, a pesar de estos evidentes progresos, existen disfunciones y efectos negativos a corregir muy relacionados con el agotamiento del modelo de desarrollo del Archipiélago que han generado protestas masivas por parte de la ciudadanía. "La legitimidad que nos dieron las urnas hace escasamente un año a los responsables públicos no nos puede convertir en miopes ante una realidad donde las ansiedades de toda una generación, que se encuentra con problemas lacerantes, como la del acceso a la vivienda, reclaman soluciones inmediatas para problemas, muchos de ellos de largo recorrido y solución compleja".

Augusto Hidalgo incidió en el problema de la vivienda describiendo dos situaciones que se han dado en la Isla y en toda Canarias en los últimos años: la falta de construcción de vivienda protegida por parte del Gobierno canario y la cada vez más alta presencia de vivienda de alquiler vacacional, incluso en ciudades que no son eminentemente turísticas.

"El Anteproyecto de Ley llamado de Ordenación Sostenible del Uso Turístico de Viviendas viene a decir una cosa: serán los ayuntamientos los que, con su planeamiento urbanístico, determinen dónde irán las viviendas vacacionales. Una solución que planteamos dos alcaldes hace seis años, Manuela Carmena en Madrid y yo mismo en Las Palmas de Gran Canaria", recordó Hidalgo, "no se trata de cuántas viviendas vacacionales debe haber, sino dónde. Y el dónde determinará el cuánto. Por ello, hay que planificar urbanísticamente y ordenar, de forma pormenorizada, los usos del suelo. Pura competencia municipal".

En este sentido, recordó que desde el Cabildo se han hecho los deberes en la última década en materia de planificación aprobando el PIO y planes territoriales trascendentales. "Es decir, este Cabildo, los últimos años de gobierno de progreso, ha puesto las bases para la seguridad jurídica, indispensable para atraer inversión a la Isla y garantizar el sostenimiento del sistema haciéndolo respetuoso con el entorno natural. Habrá que ver, y esta es la falla, si todos los ayuntamientos han obrado de la misma manera. Unos lo han hecho y otros no".

 El vicepresidente insular reiteró que, en la última década, se han alcanzado importantes logros en la Isla, como el de disponer de un modelo de sostenibilidad energética con el salto de Chira, una apuesta por la movilidad sostenible con el tren, una economía diversificada con un turismo de calidad, un impulso a la economía audiovisual y digital, o las grandes infraestructuras culturales y deportivas como el MUBEA o la mejora del Estadio de Gran Canaria. "Los grandes asuntos neurálgicos de la isla han prosperado por consenso de prácticamente la totalidad de las fuerzas políticas con representatividad institucional. Lo que le da un plus de legitimidad añadido, determinante para los proyectos que nos superan en desarrollo temporal, por su envergadura".

 Hidalgo no olvidó tampoco la apuesta del Pacto de Progreso por las políticas sociales de los últimos años y las sucesivas inversiones en nuevas infraestructuras sociosanitarias. "En definitiva, y sin caer en injustificadas comparaciones con otras islas, Gran Canaria tiene un modelo de desarrollo sustentado en grandes proyectos que acumulan grandes consensos y respaldados, consolidados e impulsados por un gobierno que ha dado estabilidad y coherencia a un modelo desarrollo con una hoja de ruta sostenible que legar a las generaciones futuras, y en el que, sin obviar las carencias aún duras para una parte de la sociedad de la isla, podamos decir que cada día, en Gran Canaria, se vive mejor", concluyó Augusto Hidalgo.

Un modelo turístico equitativo y sin zonas tensionadas

 Teodoro Sosa, vicepresidente segundo del Cabildo de Gran Canaria y consejero de Presidencia y Movilidad Sostenible, abundó en su intervención en que el actual Gobierno insular cuenta con el respaldo de la ciudadanía grancanaria durante tres mandatos consecutivos, "lidera un modelo de ecoísla para Gran Canaria que tiene a las personas como eje de sus actuaciones, y lo hace de forma cercana, con valentía, con responsabilidad, con rigor y con integridad, sin corruptelas, y con serenidad, con estabilidad institucional y con transparencia".

Hizo referencia a la lucha del Cabildo para conseguir la introducción de las energías renovales en la Isla y al avance imparable hacia las soberanías energética, hídrica y alimentaria, así como a los logros alcanzados en la diversificación de la economía. A este respecto, se refirió especialmente al sector turístico, para atestiguar que "nosotros no demonizamos el turismo, porque es un motor de nuestra economía y tenemos que seguir sin hacerlo".

 No obstante, sí acentuó que hay cuestiones con las que no están de acuerdo que hay que poner sobre la mesa, como que no haya un reparto equitativo justo, "y que haya zonas tensionadas, en las que no conseguimos que los jóvenes puedan vivir donde han nacido y mientras no se hayan regulado las viviendas vacacionales", describió, para referirse a continuación al reto demográfico y aseverar que "no podemos seguir multiplicando por dos la población como ocurre en otras islas. Gran Canaria no ha mantenido en los últimos años un aumento desproporcionado de la demografía, porque hemos contenido ese desarrollo", sostuvo. "Hay cosas que se pueden mejorar, pero estamos luchando para que los espacios naturales se protejan y se respeten. Este Cabildo no ha venido aquí con megaproyectos turísticos como en otras islas y hemos defendido en muchos sitios la ecotasa turística", zanjó.