San Bartolomé de Tirajana

Lopesan reclama al Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana 38 millones por el retraso del hotel de Meloneras

El grupo turístico registra una reclamación patrimonial por el beneficio dejado de percibir por la denegación de la licencia en julio de 2018.

Infografía de la fachada del futuro hotel de Lopesan en Meloneras.

Infografía de la fachada del futuro hotel de Lopesan en Meloneras. / LP/DLP

El Grupo Lopesan, a través de la sociedad Lopesan Touristik S.A., reclama al Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana la cantidad de 38.614.790 euros por el retraso de cinco años en la concesión de la licencia para la construcción del hotel de cinco estrellas, un centro comercial y de ocio y oficinas en Meloneras, concretamente en el sector 2A. La compañía presentó el 12 de junio en el registro municipal una reclamación patrimonial para exigir al Consistorio una indemnización en concepto de lucro cesante por los ingresos dejados de percibir entre el 6 de julio de 2018, cuando la Junta de Gobierno Local denegó la licencia, y el 30 de noviembre de 2023, fecha en la que el mismo órgano colegiado otorgó la autorización, según revela la documentación a la que ha tenido acceso este periódico. La empresa levantará en Meloneras un hotel de 533 habitaciones y 1.066 plazas en el que invertirá más de 61 millones de euros.

Terrenos donde Lopesan construirá el hotel en Meloneras.

Terrenos donde Lopesan construirá el hotel en Meloneras. / LP/DLP

La compañía solicitó la licencia el 9 de noviembre de 2017, pero ésta fue denegada por acuerdo de la Junta de Gobierno Local el 6 de julio de 2018, lo que derivó en un proceso judicial al interponer la promotora un recurso contencioso-administrativo que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Las Palmas resolvió parcialmente en sentencia del 30 de septiembre de 2020 en la que anuló la denegación de la licencia. A ese fallo, el Ayuntamiento presentó un recurso de apelación que desestimó el TSJC mediante sentencia del 8 de junio de 2023 y declaró firme el 15 de septiembre. Dos meses después, el Ayuntamiento concedió la licencia.

La empresa achaca la pérdida de ingresos al «mal funcionamiento de la Administración»

Paralelamente, el Pleno aprobó una modificación menor del Plan General en el Plan Parcial de Meloneras 2A, un plan que llevaba enquistado 20 años por la diferente interpretación que la promotora y la Corporación tenían sobre la superficie que Lopesan debía ceder a la Administración en concepto de zonas verdes y espacios libres por proyectos anteriores. Ya resuelto, la empresa levantará el complejo en una parcela de 48.276 metros cuadrados ubicada en la trasera del palacio de congresos de ExpoMeloneras.

Funcionamiento municipal

Ahora, en su reclamación patrimonial, la compañía justifica que ha «sufrido una pérdida de ingresos imputable al mal funcionamiento de la Administración como consecuencia de la imposibilidad de construir y operar el hotel durante, al menos, cinco años», según recoge el documento, que presenta junto a un informe económico.

En ese informe que la compañía presenta al Ayuntamiento, explica que calculaba que necesitaba un año después de obtener la licencia para realizar ajustes en el proyecto -del 6 de julio en que habría sido aprobada pero fue denegada, al 6 de julio de 2019- y luego 24 meses de obras, por lo que el hotel podía haber estado operativo en julio de 2021, pero más de cinco años después no lo está.

La compañía invierte 61 millones en un hotel de cinco estrellas, centro comercial y oficinas

Por ese retraso, la empresa, basándose en las magnitudes operativas y financieras de los otros tres hoteles y centro comercial que tiene en Meloneras, y además teniendo en cuenta la caída de ingresos en los primeros años de la pandemia, ha cuantificado que el lucro cesante por el retraso en la construcción y explotación del hotel asciende a los 23.536.957 euros; el de la construcción y explotación del centro comercial y de ocio para el arrendamiento de 5.359 metros cuadrados comerciales es de 14.765 .611 euros, y el del centro administrativo para el alquiler de 7.500 metros cuadrados de espacios de oficinas es de 312.222 euros.

Por todo ello, Lopesan exige una indemnización total 38.614.790 euros y todo ello, indica la compañía en su escrito de reclamación patrimonial, «sin perjuicio de los derechos que asisten al Ayuntamiento para exigir la responsabilidad por culpa dolo o negligencia grave al personal a su servicio causante de los daños y perjuicios reclamados».

En el escrito, la promotora se abre además a pactar con la Administración «para buscar una solución negociada que nos permita alcanzar un acuerdo satisfactorio para todas las partes involucradas al margen de la presente reclamación administrativa». La construcción de este establecimiento será la primera que se realice en la isla en los últimos 15 años desde que la misma Lopesan inaugurase el Baobab en octubre de 2009.