San Mateo

El IES Vega de San Mateo ofrece uno de los tres ciclos de viticultura de Canarias

Según los docentes, todos los alumnos salen con empleo

El centro firma un convenio con las bodegas para realizar las prácticas

Alumnos de la FP de vitivinicultura en una de uss prácticas en un viñedo.

Alumnos de la FP de vitivinicultura en una de uss prácticas en un viñedo. / LP/DLP

El instituto Vega de San Mateo es el único centro educativo de la isla que oferta a sus alumnos una Formación Profesional de vitivinicultura. Lanzarote y Tenerife son las otras dos islas que lo poseen en su oferta de estudios. Un ciclo formativo que solo tiene tres años de vida y que consta de dos años académicos en los que se alternan las clases teóricas con las prácticas y en el que según los docentes, el 100% de los alumnos sale con trabajo en el sector.

Según la directora del instituto, Dolores García, «el ciclo es ideal para los que saben de vino y para los que no, y es esencial para el sector primario y para la promoción del sector enológico en las islas». Para inscribirse, es necesario tener o bien el Bachillerato o una prueba de acceso específica. Durante el curso se hacen prácticas en bodegas y viñedos además de en laboratorios. En cuanto a las prácticas, el IES Vega de San Mateo cuenta con convenios con todas las bodegas de Gran Canaria e incluso de Tenerife, y al haber más convenios que alumnos, existe la posibilidad de que los estudiantes puedan ir rotando para ver diferentes sistemas.

Estas prácticas se realizan en un periodo extraordinario en el mes de septiembre, aprovechando tanto la recogida de uvas como la elaboración de vinos. Tal y como explica Dolores García, el profesorado del curso es experto, puesto que además de tener la titulación para dar clases, son enólogos. «Hay mucho trabajo en este sector, el mundo de la enología en Canarias está avanzando a pasos agigantados», dice. Por su parte, las clases no aceptan más de 20 estudiantes, por lo que la atención y la enseñanza es más personalizada. A pesar de que el ciclo lo oferta el IES Vega de San Mateo, las clases se imparten en turno de mañana en la bodega insular.

Muchas salidas de trabajo

Jose Ramón Docoito es uno de los profesores que imparten clase en la FP de vitivinicultura. «Potencialmente hay muchas salidas de trabajo y muchas vías, que es lo que hemos intentado transmitir al alumnado», apunta. Por otro lado, Docoito señala a la situación vivida en la pandemia para dar importancia al sector primario. «Es un sector estratégico, ya lo vivimos durante el covid, que nos faltaron recursos e intentamos tratar y cuidar la tierra para obtener buenos productos», asegura.

Natalia Ramírez y Ariana Nuñez del Arco son dos de las alumnas que el pasado septiembre decidieron comenzar en el ciclo. Mientras que Natalia ya tenía conocimientos previos al vino y comenzó a investigar sobre algún curso, Ariana se encontró con el de forma casual. «Buscaba algo relacionado con laboratorio, pero esto me terminó de convencer», señala la alumna.

En el caso de Natalia Ramírez, una de las asignaturas que más le ha costado es la de procesos bioquímicos, pero a su vez es la que más la ha gustado debido a que «ayuda a entender a fondo los compuestos del vino». Con una pequeña finca en su propiedad y adquiriendo los conocimientos necesarios, Ramírez asegura que cuando esté finalizando el segundo año del ciclo comenzará a poner en marcha esos terrenos a partir de lo aprendido.

Plazas abiertas

Ambas alumnas coinciden en que la vitivinicultura se trata de una acción que hay que impulsar. «Se está perdiendo y es una pena», dicen. «El sector primario parece que desaparece y no se le está dando el valor que tiene». Para Natalia y Ariana lo más interesante de este primer año ha sido tener la oportunidad de ver cultivos y los componentes del vino, un elixir que lleva a sus espaldas tanta historia que merece la pena descubrir.

Para el próximo curso, que comenzará en el mes de septiembre, el IES Vega de San Mateo ya tiene abiertas las plazas con la esperanza de que cada vez más personas se interese por esta práctica.

Suscríbete para seguir leyendo