San Bartolomé de Tirajana

La presa de Chira reforma el aliviadero y corrige las filtraciones de agua

El proyecto de adecuación del embalse incluye la rehabilitación de las tomas de agua y los accesos.

Se limpiará el cauce del barranco y se demolerán seis edificaciones.

Imagen de archivo de la presa de Chira.

Imagen de archivo de la presa de Chira. / Santi Blanco

La presa de Chira, uno de los dos embalses que junto a Soria conforman el proyecto de la central hidroeléctrica de bombeo del Salto de Chira de 200 MW, renovará su aliviadero, corregirá las filtraciones de agua y rehabilitará las dos paredes del muro, las tomas de agua, los accesos y actualizará su sistema de auscultación. Así lo recoge el proyecto de adecuación de este depósito, que incluye también la construcción de un nuevo desagüe de fondo, la implementación de una pantalla de impermeabilización y drenaje de la cimentación, el saneamiento de la coronación del muro, la rehabilitación de tres viviendas y la demolición de otras seis edificaciones ubicadas aguas abajo y la limpieza del cauce. El Cabildo de Gran Canaria, a través del Consejo Insular de Aguas (CIA), ha sacado a información pública el procedimiento de evaluación de impacto ambiental simplificada de este proyecto, que estará disponible durante los próximos 20 días.

Aunque la presa no ha manifestado problemas estructurales desde su construcción, la intervención persigue mejorar sus condiciones de seguridad, ya que fue levantada en 1963, hace más de 60 años -aunque el aliviadero concluyó en 1965-. Y ello, a consecuencia de que el embalse se llenará con el agua impulsada desde la estación desaladora de agua de mar ubicada en Arguineguín.

Así, el proyecto de adecuación de la presa de Chira pretende, en primer lugar, aclarar la cota de cimentación del embalse debido a que, señala el documento, no quedó bien documentada durante su construcción. Además, contempla la realización de inyecciones en el cuerpo del embalse para por un lado reducir la permeabilidad, esto es corregir las filtraciones de agua que hubiese, y por otro para afianzar el contacto entre la presa y sus cimientos. Para ello se utilizará la técnica del «doble tubo» para aplicar unos 560 metros cúbicos de lechada y 425 toneladas de compuestos de cemento. También se colocará una pantalla de impermeabilización y drenaje en la cimentación de la presa.

Imagen de archivo de la presa de Chira.

Imagen de archivo de la presa de Chira. / Santi Blanco

La actuación sobre el embalse contempla también la rehabilitación de las dos paredes del muro con la eliminación de la vegetación y la cal a base de chorros de agua a presión, la reparación de las juntas de mampostería y la aplicación de una cama de material resistente agua para hacer la pared aguas arriba más impermeable. 

El futuro de Chira pasa también por la instalación de un sistema de auscultación que obtenga datos más precisos del comportamiento de la presa. Mientras que ahora solo controla la cota del embalse con una sonda y mide las precipitaciones con un pluviómetro, el proyecto insta a que además el sistema sea capaz de vigilar los movimientos y las filtraciones así como controlar la temperatura. El nuevo sistema de auscultación de la presa permitirá también realizar un control topográfico y nivelación topográfico de los movimientos de la coronación del muro de la presa y de sus deformaciones verticales. Así, será necesaria la implementación de 27 bases de nivelación y 17 sensores distribuidos por todo el embalse. Todos los resultados que arrojen esas mediciones deberán volcarse en una base de datos para su posterior análisis.

Por otro lado, el reacondicionamiento de Chira incluye la reconstrucción del aliviadero en el mismo lugar donde está, ya que tiene un impacto mínimo sobre la presa, para diseñar uno de embocadura frontal con tres vanos, dos en los laterales de 8,50 de anchura cada uno metros y uno central de seis metros. La embocadura combinará una parte fija con otra regulada con una compuerta, lo que posibilitará un mayor control de los niveles de carga de la presa.

Desagües

La actuación también permitirá habilitar un desagüe de fondo, del cual el embalse carece ahora, que se ubicará en la margen izquierda bajo la presa a unos 5,5 metros por encima de su cimentación y estará integrado por dos tubos de 600 milímetros de diámetro. Además, se rehabilitarán las seis tomas que tiene la presa aunque se mantendrá su estructura actual: se demolerán las casetas donde se alojan las válvulas de las tomas y éstas se desmontarán; se sellarán los conductos derechos de la quinta y sexta toma; se instalará aguas arriba una reja anclada a la pared de la presa y una doble válvula de compuerta en cada nivel de tomas aguas abajo; se instalará el colector que recoge cada uno de los niveles de toma y se reconstruirán las casetas para alojar las válvulas.

Obras en la presa de Soria, el otro embalse que forma parte del proyecto del Salto de Chira.

Obras en la presa de Soria, el otro embalse que forma parte del proyecto del Salto de Chira. / José Carlos Guerra

El proyecto de mejora de Chira contempla además el saneamiento del paseo y los muros superiores de la presa y la rehabilitación de los accesos a las instalaciones de la presa con la ejecución de un nuevo acceso interior y la renovación del camino de acceso al paseo superior.

También está previsto intervenir en la mejora del cauce. Aguas arriba se limpiarán de la presa los sedimentos acumulados con el paso del tiempo, que tienen un espesor de cinco metros en la zona central del embalse y de 2,5 metros en las cercanías del muro; se prevé que se eliminen 1.664 metros cúbicos que luego se utilizarán para la restauración de espacios degradados en la isla y para uso en la agricultura. Aguas abajo, por otra parte, se rehabilitarán tres viviendas en desuso y se demolerán otras seis pequeñas edificaciones concebidas antaño como almacenes o salas de máquinas con el objetivo de que el barranco quede completamente limpio para el paso del agua.

Por último, se mejorarán las instalaciones eléctricas para disponer de una potencia total de 7.245,45 W, además de un equipo de bombeo conformado por dos bombas de 100 KW, una de ellas de reserva, así como las potencias necesarias para las compuertas que tendrá la presa, con 3.900 W. También se instalará una planta fotovoltaica con una potencia pico de 53,59 KW.

El proyecto tendrá una afección ambiental de «baja intensidad», según recoge el documento y tiene un presupuesto de 12.318.610 euros.