Arucas.

Un viaje por las obras de Julio Verne para una olimpiada escolar

El Colegio Arenas y Arenas Atlántico celebran la trigésimo novena edición con el alumnado, el profesorado y los padres

Baile de los alumnos del colegio durante la inauguración de las olimpiadas.

Baile de los alumnos del colegio durante la inauguración de las olimpiadas. / LP/DLP

La Provincia

La Provincia

Bajo el título Las aventuras de Julio Verne el Colegio Arenas y Arenas Atlántico celebra, entre el 15 y el 21 de junio, una nueva edición de su Olimpiada, y ya van 39. En esta ocasión está inspirada en las historias fantásticas narradas por el padre de la ciencia ficción, cuyas obras literarias adentran a los alumnos en mundos fantásticos que dejan volar su imaginación.

La inauguración de esta Olimpiada estuvo llena de momentos de gran emotividad. Las directoras del Colegio Arenas, Teresa Santana, y del Colegio Arenas Atlántico, Pino Afonso, dedicaron unas palabras hacia Manoli Hernández, directora de Infantil que este curso académico se jubila, tras años de trabajo y dedicación en el colegio.

Un grupo de alumnas realiza una exhibición. | | LP/DLP

Un grupo de alumnas realiza una exhibición. | | LP/DLP / LP/DLP

La intervención del pregonero, antiguo alumno y padre de alumnos, José María Vázquez, tampoco dejó indiferente a las personas asistentes. Su amor por el colegio en el que se formó y que ahora forma a sus hijos estaba patente en cada una de sus palabras. En el discurso recordó lo mucho que ofrece el Colegio Arenas para afrontar las distintas etapas de la vida, y lo mucho que significa para él las olimpiadas donde hace unos 30 años fue el encargado de encender el pebetero.

Estos conmovedores discursos se cerraron con otro momento de gran participación: el baile final en el que el público se volcó compartiendo con profesorado y el alumnado la alegría de uno de los eventos más emblemáticos del Colegio. En medio, se pudo disfrutar de la estelar actuación musical de la batucada del Conservatorio Superior de Música Arenas Albéniz; de la entrada de la bandera olímpica portada por el alumnado de segundo de Bachillerato y que este año ha tenido como invitado estelar al atleta olímpico Rubén Palomeque Barrera; de los fantásticos cuadros de danza, gimnasia o dramatización realizados por el alumnado desde Infantil a Bachillerato; del baile realizado por madres del centro; y del encendido del pebetero a cargo de la alumna de segundo de ESO Sofía Díaz Peñate, con el que se da el pistoletazo de salida a una semana olímpica llena de actividades para todas las edades.