La Sala Scala vuelve al espectáculo en el sur de Gran Canaria

El espacio de fiestas reabre 32 años tras su cierre con una notable afluencia de público, ya que 350 personas asistieron a la primera representación de ‘Origen’

La Sala Scala vuelve al espectáculo. El mítico espacio de fiestas de San Agustín, en San Bartolomé de Tirajana, ha vuelto a encender sus focos y ahora también todas las pantallas led para conquistar a los amantes del ocio nocturno. El establecimiento abrió anoche sus puertas 32 años, un mes y 19 días después de que la emblemática firma desapareciese de Gran Canaria, y lo hizo con el estreno del espectáculo Origen, inspirado en la historia y la mitología de las Islas Canarias.

En su primera representación, la sala, que vuelve con el concepto de dinner-show, cena y espectáculo, logró la asistencia de 350 de un aforo de 710 personas, según explican fuentes de la compañía. Un total de 138 personas se pusieron manos a la obra para sacar adelante una primera velada que ha prometido volver a convertir a este espacio en uno de los emblemas del ocio nocturno del sur de Gran Canaria. Y sobre el escenario, un elenco de 38 artistas entre bailarines, acróbatas, drag queen, actores y cantantes, mucho de ellos de origen canario, deslumbraron a un público ávido por conocer la nueva oferta complementaria que desde anoche revive al destino turístico.

El espectáculo, de tres horas, hizo un repaso histórico y fantástico de Canarias. De ahí su nombre: Origen. La sala dispone de 700 metros cuadrados distribuidos en dos plantas, una principal de casi 500 metros y otra en anfiteatro de otros 200 metros. En el centro, un escenario con una parte móvil y diseñado con la última tecnología en iluminación y sonido, y con una importante apuesta por la tecnología, pues estará ocupado por numerosas pantallas led cuyas proyecciones acompañarán a la narración de la historia de Canarias.La propiedad del establecimiento, que se encuentra junto al hotel Paradisus Gran Canaria, antiguo Tamarindos de San Agustín, calcula que cada año pasarán por la sala en torno a 140.000 personas.