Entrevista | Fernando Estany Vicepresidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) de Las Palmas

Fernando Estany: «Dejar en los ayuntamientos la residencialización es un problema»

Fernando Estany, portavoz de la patronal turística, cree que «si un ayuntamiento declara turística una parcela donde vive mucha gente pierde los votos de esos vecinos». Afirma que «lo que establece el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana para permitir uso mixto en la misma parcela no es acorde a la ley superior y podrá ser recurrido», y que «el sector extrahotelero puede desaparecer».

Fernando Estany, vicepresidente de la FEHT.

Fernando Estany, vicepresidente de la FEHT. / LP/DLP

El proceso de residencialización en zonas turísticas abrió los debates de la Universidad de Verano de Maspalomas. ¿En estos momentos se puede sacar alguna conclusión?

La residencialización se ha producido y es algo de lo que vamos a tener que aprender, convivir y manejar. Todas las instituciones superiores al gobierno de San Bartolomé de Tirajana y todos los presentes en el debate, desde la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria o Cabildo, todos dicen que lo que plantea la actual propuesta de la ordenanza municipal del Ayuntamiento de San Bartolomé no es acorde a lo que establecen leyes de carácter superior.

¿Qué permitirá exactamente la ordenanza municipal de San Bartolomé a la que se han opuesto en bloque?

Esta ordenanza no es que permita la vivienda vacacional. Lo que quiere es que se permitan los usos mixtos, tanto residencial como turístico en la misma parcela. Poder alquilarlo o bien su propietario puedan ir a vivir porque es de uso residencial. Es como la vivienda vacacional, que permite el uso residencial; ser vacacional y además quedarte a vivir.

Esa actuación entonces no sería legal.

No, no. Se han visto distintos tipos de normativas que lo han prohibido desde el año 1985. El ayuntamiento es hegemónico para dictar las ordenanzas que le de la gana. Pero si va en contra de una ley superior, probablemente será recurrida por las instituciones superiores. Todas las leyes de rango superior a la municipal prohiben la convivencia en la misma parcela el uso residencial y turístico. En principio solo está sobre la mesa la propuesta de empezar a realizar la ordenanza. Cuando esté, habrá que leerla y actuar en consecuencia.

¿Es San Bartolomé de Tirajana el único municipio que ha propuesto esta ordenanza?

Sí. Es el único. A lo largo de la historia, desde 2003, ya se pedía, y en 2013, ya salió una ley que casi exigía que todos los ayuntamientos especializaran cada parcela, no zonas, sino parcelas, como turística o y residencial. Esto no lo ha hecho ningún ayuntamiento de Canarias a día de hoy. Dejar esto en manos de los ayuntamientos es un problema, porque si especializas y declaras turística una parcela donde vive mucha gente, pierdes los votos de todos esos vecinos. Los ayuntamientos dicen hazlo tú que a mi me da la risa. Como conclusión, se ha residencializado y los ayuntamientos no han cumplido.

El informe del Instituto de Desarrollo Turístico Sostenible de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria revela en sus conclusiones cuantiosas mermas económicas y de puestos de trabajo en el sector extrahotelero a raíz de la residencialización.

Las cifras dan escalofríos. Se pierden 3,5 millones de euros al año por las unidades que se residencializan. En empleo, a raíz de la pérdida de las plazas extrahoteleras, han desaparecido cerca de 100.000 puestos de trabajo. La pérdida de plazas se mide desde 2009, cuando se inició el registro.

Se refieren solo al sector extrahotelero o las cifras estimadas desde 2009 ¿Incluyen también las plazas hoteleras?, Por ejemplo, por el cierre de alguna explotación.

El saldo de plazas en hoteles es prácticamente el mismo. La mayor parte son unidades extrahoteleras que se han salido de la explotación y hasta de complejos enteros. Según este informe, el número de establecimientos extrahoteleros en las islas estaba en 2009 en torno a los 1.300 y hoy quedan 675. Además, estas explotaciones están en manos de familias canarias, pequeñas y medianas empresas, que eran las únicas que compraban y vivían de lo que daba el negocio.

Han pasado muchos años desde que empezaron a perder estas unidades. ¿Han emprendido acciones desde entonces?

Llevamos años y años con esto. Alejandro Marichal dice que no lo hemos denunciado en 28 años y es mentira. El sector extrahotelero lleva toda la vida denunciando que las unidades se salían de explotación y recibían el dinero calentito sin participar en el gasto de los complejos como luz, mantenimiento etcétera.

¿Tienen cuantificado en cifras la diferencia del gasto que le supone al extrahotelero el mantenimiento del complejo respecto al propietario que ha residencializado?

La vivienda vacacional está exenta de costo. Por eso ahora se está intentando regular. Es un sector absolutamente desregularizado. No generas empleo directo porque no tienes a nadie que trabaje para tí y estás exento de las obligaciones de industria o sanidad, es evidente. Yo pongo un ejemplo: si vas con un carro de pescado a vender delante de El Corte Inglés, evidentemente vas a sacar más beneficios que si ese pescado lo tienes que vender en El Corte Inglés y seguir todas las normas de sanidad, por ejemplo, para que nadie se intoxique con el pescado. Sacas mucho más dinero si no cumples con la normativas. Si las cumples, el beneficio es menor. Está claro. Y el producto es de mayor calidad.

¿Hay denuncias a estas viviendas residencializadas?

No. Ahora mismo, los que se sienten agredidos dicen que son muchos más los expedientes. Aún así, los procesos están paralizados hasta que se sepa lo que propone la ordenanza municipal que tramita el Ayuntamiento de San Bartolomé. El gobierno solicitó que hiciese una ordenanza para las parcelas que están totalmente residencializadas, que ya es imposible que vuelvan a la explotación turística. Esas sí deben declararse residenciales para que no se sancione a nadie. Sin embargo, el ayuntamiento ha aprovechado el término medio y dice que vale todo en todas partes.

En estos momentos todavía es viable que un propietario residencialice su apartamento en uno de estos complejos.

Sí. Hasta ahora mismo te das de alta simplemente metiéndote en la página web del Gobierno de Canarias y rellenas tus datos. Como quien dice: ya está, ya tenemos vivienda vacacional. Hasta que entre en vigor la nueva ley que tramita el Gobierno va a seguir así. Por eso se está dando un crecimiento tan rápido en residencializaciones, antes de que salga la ley nueva. Vamos a ver si hay suerte y esta ley puede se efectiva este año.

¿Tienen repercusión estos casos en el turismo, o en el propio turista?

Cuando en un complejo se permite que cualquiera haga lo que le de la gana. Hoy día hay muchas imágenes por internet y las críticas del cliente van a ser peores. Tú no vas a poder tener altos precios si te siguen saliendo las unidades de explotación. Probablemente tengas que despedir personal y al final las economías de escala se van reduciendo y acaba por no ser rentable el negocio. Puedes acabar con el sector extrahotelero si esto sigue adelante.

Afirma entonces que si la ordenanza municipal se hace efectiva puede desaparecer el sector extrahotelero.

Si la ordenanza trasciende, y sale gratis a nivel legal salirse de la explotación, se puede terminar con el sector extrahotelero directamente. Seguro. Pertenecen a centenares de familias canarias que se han ido adaptando a la normativa durante 60 años, con el gasto que eso ha supuesto. Y ahora les dicen que todo el esfuerzo que han hecho cae en saco roto porque vale todo. Es así.

Suscríbete para seguir leyendo