El lugar de Canarias que el escritor Unamuno describió como "una tempestad petrificada"

En la zona, además, está uno de los pueblos más bonitos de España

El lugar de Canarias que el escritor Unamuno describió como "una tempestad petrificada"

Vídeo: LP/ DLP Foto: Julio Cuenca

Uno de los pueblos más bonitos de España se encuentra en las Islas Canarias. En la sección de Viajes de la revista National Geographic lo describen como una localidad que se encuentra "en medio de una tempestad petrificada". De hecho, así fue bautizado por el escritor español Miguel de Unamuno el espacio donde descansa este pueblo.

El Archipiélago canario ha estado, en numerosas ocasiones, en el foco por la singularidad de sus paisajes. Desde playas que simulan el paraíso hasta sus especiales paisajes montañosos. Son muchos los aspectos que convierten a Canarias en un lugar con encanto.

¿Cuál es el pueblo de Canarias considerado uno de los más bonitos?

Ubicado en la isla de Gran Canaria, el pueblo de Tejeda es considerado, desde hace años, uno de los pueblos más bonitos de España. Tal es su belleza que cuando el escritor español Unamuno conoció en 1910 la cumbre de Gran Canaria, lugar donde duerme Tejeda, la describió como "una tremenda conmoción de las entrañas de la tierra, parece todo ello una tempestad petrificada, pero una tempestad de fuego, de lava".

Arqueología, naturaleza, cultura, paisajes, arte y gastronomía. Estos son algunos de los aspectos que convierten el lugar en una zona peculiar. Allí se encuentra la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Socorro que, en el año 1921, fue reconstruida tras un incendio.

Asimismo, Tejeda es una de las localidades que forma parte de la Asociación de Los Pueblos más bonitos de España. Es la única de la isla de Gran Canaria que forma parte de la entidad y, en lo que respecta a Canarias, fue el primer pueblo en sumarse a la asociación.

Un pueblo famoso por sus almendros

Tal y como describen en páginas como, por ejemplo, la de la Asociación de Los Pueblos más bonitos de España, Tejeda destaca por sus almendros. De estos nacen los populares dulces de almendra que se elaboran de manera artesanal u otros como el bienmesabe o los mazapanes.

A la derecha, avenida de Los Almendros, en Tejeda.

A la derecha, avenida de Los Almendros, en Tejeda. / Juan Carlos Castro

La Fiesta del Almendro en Flor, que se celebra en el pueblo de manera anual cada mes de febrero, está declarada de Interés Turístico Nacional. Por otra parte, la cuenca de Tejeda está incluida en la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos.