Una proyección a gran escala para celebrar el Patrimonio Mundial

El Cabildo conmemora el quinto aniversario de la declaración de Risco Caído con imagenes sobre una pared montañosa de Artenara

Una proyección a gran escala para celebrar el Patrimonio Mundial

Una proyección a gran escala para celebrar el Patrimonio Mundial / La Provincia

La Provincia

La Provincia

La isla se mira en su ancestral espejo de tiempo y piedra. El Cabildo celebra el quinto aniversario de la declaración del Paisaje Cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria como Patrimonio Mundial, con un espectáculo inédito de música tradicional que acompañará la proyección a gran escala de imágenes antiguas en la pared montañosa situada tras la Ermita de la Virgen de la Cuevita de Artenara.

La propuesta ‘Alma de risco. Un paseo por la verticalidad de Artenara a través de la música’ cobrará vida el sábado 13 de julio a las 21.30 para reconocer la aportación de la Cumbre. Será un viaje sensorial y narrativo que sumergirá en la historia y cultura del municipio, uno de los que integran al Patrimonio Mundial junto a Tejeda y los altos de Gáldar y Agaete.

La actividad es gratuita y requiere de inscripción previa en www.viveunescograncanaria.com. La iniciativa ha sido organizada a través del Instituto Insular para la Gestión Integrada del Patrimonio Mundial y la Reserva de Biosfera de Gran Canaria, con la colaboración del Ayuntamiento de Artenara.

La cita será conducida por el historiador, arqueólogo y presentador David Naranjo, mientras que la música correrá a cargo de solistas referentes del folclore isleño con el acompañamiento de ocho músicos bajo la dirección de Joshua Ojeda. De fondo sonará también el eco histórico de la declaración que tuvo lugar el 7 de julio de 2019 en la 43º sesión del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco celebrada en Azerbaiyán.

Montañas, riscos y paredes imposibles hablan de una cultura asociada a la piedra que dibujó un paisaje exclusivo de Gran Canaria. Se trata de cuevas que dieron cobijo a un sinfín de marchantes, loceras, carboneros, arrieros, agricultores y pastores, auténticos protagonistas de la historia antigua y reciente de un pueblo que toca el cielo, siempre bajo la atenta mirada del celaje, de sus roques, del pinar y del pasado.

No se trata de la primera vez que el Instituto promueve este tipo de acciones donde se entrelazan la creación audiovisual, la narración oral y la música. En enero de este año, relataron el papel esencial de la población femenina en la historia de La Aldea de San Nicolás, y en concreto en su vertiente más ensalitrada, gracias al espectáculo ‘La Mujer y La Mar’, producido por el Cabildo de Gran Canaria y que se desarrolló en la Plaza de La Alameda.

Además, este fin de semana tienen lugar las fiestas en honor a San Antonio de Padua en Lugarejos.