Mancomunidad del Sureste | Reemplazo para residuos orgánicos

El Sureste comienza a entregar llaves para el contenedor de basura orgánica

La empresa Achigea inicia el reparto y enseña el buen uso de los recipientes en 30 barrios

Un operario de Achigea entrega una de las llaves a un ciudadano.

Un operario de Achigea entrega una de las llaves a un ciudadano. / La Provincia

P. P.

La Mancomunidad del Sureste ha iniciado la entrega de llaves a los ciudadanos para el uso de 200 de los 721 contenedores marrones para residuos orgánicos color marrón en los tres municipios, Agüimes, Ingenio y Santa Lucía, provistos con el nuevo sistema de apertura con llaves. Inicia paralelamente la anunciada campaña informativa tanto para la gestión de su uso y facilitar, como novedad, la entrega de llaves a domicilio y la introducción de unidades adaptadas a personas con movilidad reducida.

Esta nueva actuación se activa tras la sucesión de actos vandálicos contra los anteriores depósitos, que fueron retirados este año tras ser forzados y rotos sus mecanismos de apertura. La alerta saltó nuevamente esta semana, cuando, aunque en un caso aislado, alguien intentó forzar nuevamente uno de los nuevos recipientes.

La campaña de información y sensibilización ambiental ciudadana Aquí compostamos trata de evitar precisamente, entre otros, el uso indebido de los nuevos contenedores. Está en manos de la empresa de divulgación ambiental Achigea.

Uno de los envases aparece dañado cuando comienza la campaña para el buen uso

Su coordinador, Javier Quevedo, restó importancia de este incidente por ser aislado y anuncia que se ha comenzado la inscripción para la distribución de las llaves a domicilio a todos los vecinos que las soliciten que estén dispuestos a colaborar en la recogida selectiva de residuos orgánicos en hogares.

En menos de una semana se ha hecho entrega de 30 de las 1.000 llaves de las que dispone su empresa. Explica que el servicio de información y atención al público se canaliza a través del teléfono 623 06 82 20 y el espacio web achigea.com. «Un técnico acudirá a la vivienda a informar así como para hacer la entrega de la llave», detalla y agrega que todas las actuaciones son de carácter gratuito. Igualmente, el ciudadano podrá solicitar información en cada ayuntamiento.

Se estima que se vean beneficiados 30 barrios y unas 3.000 unidades familiares a fin de campaña, en noviembre.

De los 200 ya instalados y operativos, 100 se encuentran en barrios de Santa Lucía, y el centenar restante a partes iguales, se reparten entre Ingenio y Agüimes.

Los barrios que ya cuentan con el contenedor marrón y sus vecinos solicitar la llave son, en Agüimes, Montaña Los Vélez, La Banda, Vargas, Espinales, San Francisco, La Palmita, Las Rosas, La Goleta, Corralillos y y Arinaga. En Ingenio, Las Longueras, El Burrero, Las Majoreras, Mondragón, El Ejido, El Cristo, Santísimo, Las Puntillas, Lomo Juan, Mejías, La Hoyeta, Cercado Grande, Aguatona y Lomo Cardón. Y en el municipio de Santa Lucía, El Canario, Pozo Izquierdo, La Blanca, Balos, Doctoral (casco viejo) y Los Llanos.

Los barrios de Santa Lucía se reparten 100 unidades y Agüimes e Ingenio, 50 cada uno

Abono valioso

Como incentivo, los participantes en la selección de residuos tendrán la oportunidad de solicitar el compost resultante. Quevedo subraya que el reciclaje de los residuos orgánicos de cada ciudadano «es fundamental para aprovechar y transformar esta materia prima en compost, un abono valioso que se emplea en la restauración de suelos, la jardinería y la agricultura».

El coordinador de la campaña alerta de que los contenedores marrones solo son para residuos orgánicos. Concretamente, el usuario debe ceñirse a la fruta, verdura, carne, pescado, cáscaras de huevo, marisco y frutos secos y de infusiones y pozos de café, servilletas y papel de cocina sucios de restos de comida, tapones de corcho (no sintéticos), cerillas y serrín, restos de jardinería, plantas, hojarasca o ramos de flores.

Al igual que en anteriores campañas divulgativas, el portavoz de Achigea reitera que muchos de los residuos que se desplazan en camiones a la planta de compostaje del ecoparque Gran Canaria Sur llegan contaminada por residuos no compostables, lo que frena la cadena de reciclaje.

Suscríbete para seguir leyendo