Operarios retiran de la iglesia de Arucas los excrementos de palomas

Una empresa especializada comienza los trabajos en la torre del reloj y las campanas

Los trabajadores, en plena faena. |

Los trabajadores, en plena faena. | / La Provincia

Javier Bolaños

Javier Bolaños

La iglesia de San Juan Bautista se pone bonita. Un grupo de operarios acomete en estos días un plan de limpieza para retirar los excrementos de las palomas en el templo de Arucas. Los trabajos se han iniciado en la torre del reloj y en las campanas.

Los trabajos de limpieza llevados a cabo por una empresa especializada en la Iglesia de San Juan Bautista de Arucas se están centrando en la torre del reloj y las campanas, unas áreas que se han visto afectadas por una acumulación significativa de excrementos de palomas.

Esta intervención, según Arucas, es crucial debido a la naturaleza tóxica y corrosiva de las cacas, que representan un riesgo tanto para la salud de las personas, como para la integridad de la piedra del templo.

Los trabajos han sido encomendados a una empresa especializada que se encargará de la retirada de los excrementos y la limpieza de las torres. Además, se realizarán reparaciones en los cristales y las mallas para evitar futuras entradas de palomas y asegurar la protección continua de la parroquia, dentro de un plan de actuación que tendrá continuidad con un plan para rematar el proyecto original.