El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Vinos de Lanzarote se quejó ayer del escaso margen de tiempo dado por el Gobierno de Canarias para que 1.400 viticultores de la Isla reclamen la ayuda que tienen pendiente de cobro del Programa de Opciones Específicas por la Lejanía y la Insularidad (Posei), cuyo montante es de 1,7 millones de euros. El Ejecutivo sólo da de plazo del 7 al 14 de diciembre para tramitar las solicitudes.