El rechazo a las prospecciones petrolíferas frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura sentó ayer en una misma mesa al presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, y al exsecretario insular de los socialistas conejeros y actual director de la Agencia Canaria de Desarrollo Sostenible, Carlos Espino. Dos políticos que han protagonizado en los últimos años duros enfrentamientos políticos e incluso personales pero que a partir de ahora tendrán algo en común por lo que luchar de forma conjunta.

San Ginés ha reconocido que la dimisión de Espino como secretario general de los socialistas conejeros ayudó a limar asperezas con el PSOE para posibilitar el pacto en el Cabildo. En el encuentro de ayer en el Cabildo, Espino transmitió al presidente de la corporación el apoyo del Gobierno de Canarias en su lucha contra la posible autorización del Ministerio de Industria a la petrolera Repsol para realizar prospecciones petrolíferas.

Por otro lado, la Federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Lanzarote (Felapyme) expresó ayer su "honda preocupación y rechazo" a las plataformas petrolíferas frente a las islas. "Una eventual explotación de petróleo en el lecho marino no aporta nada ni al desarrollo de ambas islas ni de Canarias y, por el contrario, supone una seria amenaza para la principal industria de las Islas: el turismo. Aunque parece obvio, debemos recordar que el turismo exige calidad medioambiental y es muy sensible a los daños en su entorno", destaca Felapyme.

Para los empresarios, "la actividad petrolera no dinamiza la economía, sino que la pone en grave peligro, mientras que los riesgos de vertidos son una amenaza real para la industria turística, el suministro de agua potable por desalación de agua de mar o la pesca". Felapyme insiste en que "no es cierta la idea de que va a ser un revulsivo para la economía canaria, o para algún puerto canario, y, en todo caso, será beneficioso sólo para los accionistas de las multinacionales del petróleo, nunca para las pymes", y pide apostar por las energías alternativas.