El vecino de La Tiñosa Antonio Pérez López, quien fuera concejal del Ayuntamiento de Tías en los albores de la democracia y que se ha distinguido a lo largo de su vida por su participación activa en los movimientos vecinales y sociales, fue el encargado de abrir anoche con la lectura del pregón las fiestas patronales de Puerto del Carmen. Un pregón lleno de vivencias personales que forman parte también de la historia viva del pueblo pesquero de La Tiñosa y que con el paso de los años se convirtió en el principal núcleo turístico de Lanzarote.

Don Antonio, que tuvo su carpintería en La Tiñosa y que fue concejal en el primer ayuntamiento democrático, recordó la humilde vivienda de apenas una habitación y prestada que tuvo su familia en esta localidad. El pregonero habló también de las distintas fiestas que se celebraban en su juventud como las de Santa Lucía, los carnavales, San Juan y el Carmen.

Antonio Pérez fue también uno de los impulsores de las fiestas del Carmen. Y es que tras hacer la mili en la marina (donde se recorrió muchas de las bases navales americanas en Estados Unidos, Guantánamo en Cuba y la de Rota en España) decidió junto a un grupo de jóvenes de La Tiñosa que había que hacer algo para revivir unas fiestas que sólo consistían en misas, procesiones y voladores.

"Leimos en el periódico que en Galicía habían realizado la sardinada más grande de España por lo que decidimos que nosotros ibámos hacer también la sardinada más grande de Lanzarote", relata. Era el año 1969 y fue tal el éxito que tuvo que repetirse al menos seis años más hasta que se decidió cambiarla por el sancocho popular que cuarante años después se sigue realizando en la explanada del Varadero.

Antonio Pérez recordó también que el primer restaurante turístico de Puerto del Carmen fue el merendero Las Playas en el año 60 de Juan Viera ubicado en Playa Chica.