Una treintena de personas se concentraron ayer frente a la Dirección Insular del Estado en Arrecife para mostrar su repulsa "a las desigualdades y la opresión de un sistema económico injusto que pone al capital por delante de las personas". La cacerolada fue organizada por el movimiento del 15-M y el Frente Cívico Somos Mayoría de Lanzarote bajo el lema "No debemos, no pagamos". La protesta tuvo lugar en otras ciudades del mundo. LP