El Ayuntamiento de Teguise está decidido a luchar por el negocio que generan los cientos de miles de cruceristas que cada año llegan a la isla de Lanzarote a través del puerto de Arrecife. El alcalde de Teguise, Oswaldo Betancort, ya se ha puesto en contacto con los representantes de la Autoridad Portuaria de Las Palmas para iniciar los trámites necesarios para que los cruceristas que atracan en el puerto de Los Mármoles sean desviados hacia la villa de Teguise.

El primer paso que ha puesto en marcha el Ayuntamiento es la transformación total del casco histórico de Teguise para que los turistas puedan pasear por sus calles y disfrutar tanto de los establecimientos comerciales como culturales que se encuentran ubicados en la antigua capital de Lanzarote.

El Ayuntamiento ya ha elaborado un proyecto que tiene como fin el casco histórico, el único que existe actualmente en Lanzarote, como centro comercial abierto, reactivar el atractivo gastronómico para residentes y foráneos así como convertir a la Villa en visita ineludible para cualquier persona que venga a la Isla, al mismo tiempo que lugar recurrente de ocio para los lanzaroteños.

Los representantes municipales afirman que antes de finalizar el año, previsiblemente en diciembre el plan director será aprobado en pleno municipal para comenzar a ejecutarse la primera fase de las obras a mediados del próximo año.

El objetivo es acogerse a la solicitud de subvención de potenciación de zonas comerciales abiertas, según el convenio de colaboración entre la Consejería de Empleo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias y el Cabildo de Lanzarote por el que se instrumentalizan las políticas de fomento dirigidas a la dinamización del comercio local, recogidas en el programa de potenciación de las zonas comerciales abiertas de Canarias.

Este plan tiene un coste de 1,3 millones de euros y muchas de las intervenciones recogidas en el documento deben estar incluidas en el Plan Insular de Comercio o constar con el permiso de Patrimonio, entre otros requisitos.

Cambio de cara para la Villa

Z Calle José Betancort

Un único sentido

El Plan director de la Villa dejará la calle José Betancort (la vía que atraviesa la localidad camino Caleta de Famara) de un solo sentido, a la vez que se procederá a su adoquinado. El Ayuntamiento espera contar con la colaboración de los residentes para ejecutar todas las medidas.

Z Casa del Médico

Intervención global

La zona de la Casa del Médico (en frente del Convento de San francisco) tendrá una intervención global que afectará a gran parte del entorno al mismo tiempo que se aumentará el adoquinado en algunas vías. El objetivo es peatonalizar un importante número de zonas.

Z Mobiliario

Sin tendido eléctrico

Se eliminará del casco histórico el tendido eléctrico aéreo; instalarán farolas nuevas; aumentará el mobiliario urbano (bancos, papeleras...) y creará una estética de parterres y árboles.