El Consejo Insular de Aguas inició ayer en la calle Loma de Tesa de Montaña Blanca (San Bartolomé) las obras de reparación y sustitución de las tuberías más deterioradas de la red de abastecimiento potable. El objetivo de estos trabajos es frenar el elevado porcentaje de pérdidas de agua en las canalizaciones de la empresa pública que desde el pasado uno de junio dirige Canal Gestión Lanzarote. Cerca del 50% del caudal que se produce se pierde por problemas en las canalizaciones y en los contadores.

La intervención, que afectará a los siete municipios, se adjudicó a finales del pasado año por 894.512,93 euros. En total, en esta primera fase se actuará en 1.943,56 metros lineales de tuberías, durante un periodo de seis meses, en Arrecife, San Bartolomé y Tinajo.

La segunda fase abordará mejoras en 3.468 metros de San Bartolomé, Haría, Teguise y Tinajo, mientras que la tercera y última responde a obras a ejecutar en 2.800 metros en Tías, Yaiza y Teguise.

El presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, aseguró que "estas inversiones del consejo se suman a las que hará Canal Gestión Lanzarote y no restarán ni un céntimo de euro a sus obligaciones contractuales".