El Consorcio del Agua de Lanzarote (formado por el Cabildo y los siete ayuntamientos) abre a los ciudadanos la posibilidad de convertirse en accionistas de los tres parques eólicos adjudicados a la empresa pública Inalsa, propiedad del consorcio, tras la reasignación de potencia eólica definitiva que realizó hace poco más de dos meses la Consejería de Industria del Gobierno regional en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias que obligaba al Ejecutivo a corregir el concurso del año 2007.

La potencia adjudicada a Inalsa suma 23,5 megavatios, de los que 9,2 son para el parque previsto en San Bartolomé, que requeriría una inversión de 10.740.703 euros; 5,1 para el de Arrecife (7.858.877,25 euros) y 9,2 son para el de Teguise (10.558.536 euros). La inversión total sería de 29.158.116,25 euros. La energía producida de forma conjunta por esas tres infraestructuras equivaldría al consumo de un año en el municipio de Tías.

Además de Inalsa, han resultado adjudicatarios en la Isla las instalaciones eólicas de carácter privado promovidas por Alas Capital para su proyecto Chimida y Vivir del Aire, con Chinijos del Viento.

El presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, explicó ayer durante un desayuno informativo que "la participación de los ciudadanos de la Isla como accionistas, les permitirá acceder a los posteriores beneficios, tal y como ya ocurre en otros lugares". Los beneficios estimados por la venta de energía de los nuevos parques eólicos podrán suponer más de tres millones al año.

Uno de los ejemplos con participación de la administración pública, particulares y empresas privadas es el parque eólico marino de Middelgrunden, situado frente a las costas de Copenhague (Dinamarca). San Ginés precisó que aún están por definir aspectos como la aportación mínima de capital a realizar por accionista o el modelo empresarial que gestionaría los parques. En todo caso, subrayó el presidente, Inalsa concentraría el 60% de la participación en la futura entidad que se constituya.

A pesar del recorte del Ministerio de Industria, Energía y Turismo en las primas a la producción de energías renovables, San Ginés aseveró que "los parques eólicos producen rentabilidad incluso por encima de la que ofrecería cualquier entidad bancanaria".

El parque eólico de Los Valles (municipio de Teguise), participado en un 60% por Inalsa y un 40% por Enel Green Power en la sociedad Eólicas de Lanzarote, arrojó el pasado año un beneficio de 520.000 euros.

San Ginés dijo además que "los proyectos de los tres nuevos parques eólicos están pendientes de ser redactados, aunque en estos momentos ya se ha procedido a la contratación de la redacción de los documentos ambientales de consultas previas, como paso preceptivo".

Aunque el plazo dado por el Gobierno autonómico para ejecutar las inversiones finaliza en 2016, San Ginés cree que finalmente el mismo se ampliará por que "ningún adjudicatario estará en disposición de tener terminadas esas instalaciones en esa fecha".

El desembolso cercano a los 30 millones de euros en energía eólica en Arrecife, Teguise y San Bartolomé, forma parte del Plan Lanzarote 100% Sostenible, presupuestado en unos 40 millones y con un horizonte de actuaciones para las próximas tres décadas. "De esta manera Lanzarote emprende el camino hacia el cambio de modelo energético con el objetivo de minimizar nuestra dependencia energética del combustible fósil", manifestó San Ginés.

El presidente propuso la creación de una comisión permanente, integrada por expertos profesionales reconocidos del sector energético, con participación del Cabildo, la Agencia Insular de Energía, el Consorcio del Agua, el Observatorio de la Reserva de la Biosfera, un gabinete científico y la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético.

Dicha comisión se encargaría de analizar y diseñar el Plan Lanzarote 100% Sostenible "con los recursos actuales, los que están garantizados en un futuro, los que son previsibles y otros que están pendiente de cobro, tanto del Consorcio del Agua de Lanzarote como de Eólicas de Lanzarote e Inalsa". Los recursos actuales de esas tres últimas entidades suman 5.450.000 euros.