Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La charca verde quiere renacer

La Dirección General de Costas inicia el proyecto para la recuperación del Charco de los Clicos con una inversión de 489.151 euros

Imagen del proyecto que se llevará a cabo en este emplazamiento turístico natural.

Imagen del proyecto que se llevará a cabo en este emplazamiento turístico natural. LP/DLP

La Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha iniciado la recuperación de uno de los parajes más emblemáticos de Lanzarote. El proyecto para el dragado del Charco de los Clicos (conocido también como la Charca Verde del Golfo), en Yaiza, se ha puesto en marcha después de casi 15 años de iniciativas frustradas y multitud de estudios ambientales encaminados a proteger una de las joyas paisajísticas de la isla de los volcanes.

Con un presupuesto de 489.151 euros y un plazo de ejecución de cinco meses (se espera concluir en mayo de este año) el objetivo del proyecto consiste en la retirada de la arena acumulada en la Charca para devolverla a su tamaño y profundidad previos a las extracciones de arena y piedra realizadas en los años 60 del siglo pasado para la construcción turística.

A finales del pasado mes de diciembre comenzaban los trabajos previos para el acondicionamiento de la carretera principal de acceso al Charco de los Clicos que tuvo que ser cerrada en febrero de 2013 por los desprendimientos y el peligro que suponía para los visitantes. Desde ese momento, para contemplar la charca es necesario entrar por el pueblo del Golfo a través de un sendero de tierra.

La reparación de la carretera es imprescindible para la ejecución de la obra y el acceso de las excavadoras que llevarán a cabo el dragado. En las zonas más expuestas al oleaje donde el camino existente se ha derrumbado se instalará una protección de escollera, pavimentando además el camino con materiales del entorno para asegurar la integración paisajística.

En lo que se refiere al dragado de la laguna verde se prestará especial atención a los condicionantes ambientales para evitar la turbidez prolongada en las aguas, "minimizando con ello la afección a las comunidades de algas y microorganismos existentes en el Lago que son los que en definitiva definen el color aparente del mismo, es decir, las tonalidades verdes que la caracterizan", resalta el proyecto

Así, la alternativa elegida por el Ministerio de Medio Ambiente prevé la excavación en dos fases, en la primera se procederá a la retirada de la arena de la charca primitiva dejando una barrera de arena que mantenga aislada a la laguna existente de la turbidez que se genera durante la excavación, y asegurando el flujo de agua hacia el interior de la misma. La segunda fase consiste en la retirada de dicha barrera de arena. Se prevé extraer un volumen de arena de 40.351 metros cúbicos. Precisamente, la Dirección General de Costas tiene previsto coordinar el traslado de la arena del dragado con el Cabildo y el Ayuntamiento de Yaiza.

Salinización alarmante

El dragado del Charco se realizará siguiendo los criterios de un estudio realizado en 1998 por el Departamento de Biología de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC). En el informe se alertaba del "alarmante" proceso de salinización de la charca. "Este parámetro se debe seguir midiendo después del dragado y si no disminuye habrá que estudiar las posibles formas de mitigarlo", señala. La ULPGC ya advertía que, de no llevarse a cabo el dragado "a la mayor brevedad, significará una disminución en las posibilidades de pervivencia de la Charca en sus condiciones actuales"

En esta última legislatura se llegó a plantear incluso la posibilidad de que las obras se realizasen con la colaboración privada. La empresa privada pondría el dinero a cambio de vender la arena que se extrajera del dragado. Al final, es el Estado el que corre con todos los gastos de la obra adjudicándose a la empresa pública Tragsa.

El dragado de Los Clicos se ha convertido también en una batalla política en la Isla, fundamentalmente entre los diputados y senadores del PP y PSOE. Los populares no han dudado en sacar rédito político con la puesta en marcha del proyecto.

El senador del PP, Óscar Luzardo, destaca su satisfacción por el inicio de una obra "con la que recuperamos un espacio único y cumplimos otro de nuestros compromisos electorales". Luzardo insiste en que siempre confió en sacar adelante este proyecto a pesar de las restricciones presupuestarias en todos los ministerios. "Recuerdo con cierta gracia haberle preguntado al Gobierno cuál sería su reacción si peligrara la integridad de un monumento como la Puerta de Alcalá; pues esta es nuestra Puerta de Alcalá, añadí", afirma.

Compartir el artículo

stats