Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Director general comercial de Ryanair

David O'Brien: "AENA tiene que conseguir que lleguen más turistas en vez de recaudar más"

"Canarias perdería competitividad frente a otros destinos, como el Mediterráneo, si suben las tasas aéreas", señala el director comercial de la companía aérea Ryanair

David O'Brian, ayer, en el hotel Diamar de Arrecife.

David O'Brian, ayer, en el hotel Diamar de Arrecife. JAVIER FUENTES

Ha anunciado que mantendrá las 28 rutas que conectan Lanzarote con destinos europeos de cara a la próxima temporada de verano. ¿Hay previsiones de crecimiento para el resto de Canarias?

Mantendremos prácticamente las rutas del año pasado con algunas nuevas. Hay otros destinos con más oportunidades de crecimiento como Marruecos o Grecia y tenemos que entrar en esa competición y ver la capacidad que tenemos. Por ejemplo, la ruta de East Midlands (Inglaterra) con Lanzarote pasará a tener cinco frecuencias semanales y dos la de Shannon (Irlanda). En total, en el calendario de verano operaremos 28 rutas con Lanzarote con 104 vuelos semanales. Moveremos 1,25 millones de clientes con Lanzarote y mantendremos 1.250 puestos de trabajo en el aeropuerto. Para celebrar el lanzamiento de la campaña de verano estamos ofertando 100.000 plazas de avión para volar en cualquiera de nuestras rutas en enero, febrero y marzo por toda la red europea de Ryanair, a precios desde 19,99 euros, tarifas que se podrá reservar hasta la media noche de este jueves.

¿Cómo repercutirá en el tráfico de pasajeros la privatización de la gestión de parte de la red de aeropuertos de AENA?

Si AENA, con la privatización de la gestión de los aeropuertos, garantiza que no habrá un incremento de las tasas áreas que pagan los pasajeros, podríamos ampliar las conexiones de otros destinos con Lanzarote, sobre todo, con países de Europa del Este, como Polonia. Pero si los nuevos gestores deciden aumentar los costes, podríamos dejar de operar algunas rutas con las Islas y mirar otras zonas como el Mediterráneo con aeropuertos que tienen tasas más bajas. Canarias y, por ende, España, perderían competitividad como destinos turísticos. Pasaríamos de un monopolio público a, probablemente, un monopolio privado, que tendrá que aumentar las tasas para poder hacer frente a las inversiones. AENA tiene que conseguir que lleguen más turistas en vez de recaudar más. Ryanair no está demandando nada en particular, sino una situación lógica. Si este no puede ser el caso, podemos mirar otros mercados como Grecia, donde podemos crecer dos millones de viajeros este año.

El Gobierno de Canarias ha reclamado al Ejecutivo Central participar en la gestión de los principales aeropuertos del Archipiélago. ¿Vería mejor esta opción frente al proceso privatizador puesto en marcha por AENA?

Seguro que Canarias no haría peor gestión de los aeropuertos que la que hace AENA. Cualquier empresa que funciona como monopolio hace un buen trabajo para sí mismo, sea pública o privada. Siempre mirará por sus propios intereses. Si yo tuviera que gestionar los aeropuertos fijaría las tasas más bajas posibles y daría la concesión a compañías que puedan aportar la cantidad más grande de viajeros. Ryanair mostró interés en la privatización de AENA para, por lo menos, poder ver el pliego de condiciones. En ningún sitio se vio reflejado que hablasen de un incremento del número de pasajeros. El resultado con la privatización será el de unos gastos más elevados y el Gobierno regional tendrá que subvencionar las rutas aéreas para hacer frente a esa aumento de las tasas.

La ampliación de la pista del aeropuerto de Lanzarote, que mide 2.400 metros de longitud, es una reivindicación institucional y empresarial desde hace más de 15 años que ha vuelto a la actualidad estos días. ¿Cree que Guacimeta necesita una pista mayor?

Lo que sucede, desgraciadamente, es que la pista del aeropuerto de Lanzarote es demasiado corta, pero paga las mismas tasas que cualquier aeropuerto que tiene una pista más larga. Con lo cual, se considera que estas tasas no son justas con Lanzarote. AENA trata mal a la Isla en ese sentido. Entiendo que la pista pueda ser más larga, pero los pasajeros de Ryanair no deberán pagar por esa obra. Si fuera así, nos plantearíamos dejar de ofrecer algunas rutas. Una pista mayor traería más tráfico a Lanzarote y de destinos más lejanos, como Rusia, pero ese coste lo tendrían que pagar los pasajeros con el aumento de las tasas que se aplicaría para poder financiar las obras.

Durante su visita a Lanzarote ha mantenido un encuentro con el presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, y el consejero delegado de la Sociedad de Promoción Exterior, Héctor Fernández. ¿Qué asuntos han abordado?

Estuvimos hablando de la posibilidad y el potencial de poder incorporar a la base que tenemos en Lanzarote un avión más, con un coste de 100 millones de dólares [84,9 millones de euros], y pasaríamos de tener dos a tres aviones, pero hay mucha competencia en Marruecos, Grecia o Malta.

Una de las quejas de los pasajeros que viajan en la compañía para la que usted trabaja está relacionada con las dimensiones de los asientos. En los dos últimos años Ryanair ha encargado a Boeing la construcción de 380 aeronaves. ¿Tendrán asientos mayores?

Los asientos son los mismos y tienen el mismo tamaño que los aviones de nuestra competencia. Los nuevos aparatos tendrán un diseño interior distinto, más moderno y serán más cómodos. Mejoraremos en ese sentido.

¿Cuáles han sido otras de las quejas comunes de los pasajeros que eligen su compañía para viajar?

Las reclamaciones anteriores estaban relacionadas con la restricciones de equipajes de mano a la hora del embarque en el avión, las dificultades para encontrar un asiento porque en la tarjeta de embarque no se asignaban los sitios como después hicimos, y también el sonido de la música de las trompetas que suenan en cabina en el momento del aterrizaje, que estamos modificando. Otra de las quejas estaban relacionadas con el diseño de la página web, que hemos cambiado y que en la actualidad está mucho mejor.

¿Los pasajeros han dejado de quejarse entonces?

Las quejas se centraron después en no poder cambiar de fecha los billetes cuando se quería, pero con el servicio Business Plus eso se puede hacer. Es una de las novedades que hemos introducido en nuestros servicios, junto a la asignación de asientos, el segundo bulto de mano gratuito, la reducción de las tasas, la nueva página web y la aplicación para móviles con tarjetas de embarque móvil o los servicios Family Extra y Business Plus. Todas estas prestaciones posicionan a Ryanair como la elección perfecta para las familias y los viajeros de ocio y negocio.

La compañía cumple este año tres décadas desde que empezó a operar en 1985.

Sí. En la actualidad operamos más de 1.600 vuelos diarios desde 72 bases [tres de ellas en Lanzarote, Gran Canaria y Tenerife Sur] y conectamos 189 destinos en 30 países en los cuales ocupamos el primero o segundo puesto de esos mercados. El pedido de 380 aviones permitirá reducir las tarifas y aumentar el tráfico de pasajeros, de los 90 millones que alcanzamos en 2014 a los más de 150 millones de viajeros anuales que esperamos transportar en 2024. El pasado año trasladamos 4,7 millones de pasajeros en los cinco aeropuertos de Canarias en los que operamos: Lanzarote, Tenerife Sur, Tenerife Norte, Gran Canaria y Fuerteventura. Nuestra plantilla la conforman más de 9.500 empleados y tenemos un intachable historia de seguridad de 30 años.

¿Se han planteado de nuevo la posibilidad de realizar vuelos interinsulares en Canarias?

Los aviones de nuestra flota, que en la actualidad tienen 189 asientos, y 197 los nuevos que hemos encargado, probablemente, sean demasiado grandes para que los viajes puedan ser rentables económicamente para ofrecer rutas con Ryanair dentro del Archipiélago canario.

Compartir el artículo

stats