Cesáreo García, la persona detenida por la muerte de Araceli el pasado miércoles en Titerroy ha ingresado en prisión provisional, comunicada y sin fianza, tras prestar declaración ante el juez del Juzgado de Instrucción Número 3 de Arrecife, informa La Voz de Lanzarote. El juez le imputa un delito de homicidio.

El suceso tuvo lugar el pasado miércoles por la tarde en la calle Navarra de Arrecife. Araceli fue encontrada por un vecino "en el descansillo de su casa desangrada, ya muerta". La víctima, de origen cubano, "llevaba muchísimos años en Lanzarote", según cuentan sus vecinos, y tenía dos hijos.

Pocas horas después Cesáreo García era detenido en los controles del aeropuerto por funcionarios policiales cuando pretendía coger un vuelo hacia Tenerife. Tras su detención fue llevado al Hospital Insular para ser atendido de las heridas de arma blanca que tenía, aunque fue dado de alta ese mismo día.

Cesárero tiene 67 años y es natural de Santander, aunque reside en Tenerife.Una vez detenido declaró que la víctima tenía una deuda económica con él, que ascendía a 60.000 euros.