Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Graciosa

El 34 % de las 450 licencias pesqueras en la reserva marina son para jubilados

Pesca asegura que la cifra de barcos no supone una amenaza para la conservación de las especies

El 34 % de las 450 licencias pesqueras en la reserva marina son para jubilados

El 34 % de las 450 licencias pesqueras en la reserva marina son para jubilados

La Viceconsejería de Pesca de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, ha autorizado este año a 450 embarcaciones ejercer la actividad pesquera en aguas de la Reserva Marina de La Graciosa y los islotes del norte de Lanzarote (Montaña Clara, Roque Oeste, Roque Este y Alegranza). El 34% de ellas (156) son para jubilados residentes en La Graciosa y Lanzarote.

Se trata de la reserva marina más grande de Europa con 70.439 hectáreas de superficie. Las de La Palma y La Restinga (El Hierro) tienen una extensión de 3.455 y 1.180 hectáreas, respectivamente. En estos dos últimos espacios únicamente está permitida la pesca profesional. La recreativa con caña se autoriza desde tierra, en ambas, fuera de la zona de reserva integral.

De los 450 licencias en La Graciosa, 48 corresponden a embarcaciones profesionales, 7 a recreativas de la lista sexta (de recreo o deportivas que se exploten con fines lucrativos), 30 a barcos de la lista séptima (buques de construcción nacional o importados dedicados a la práctica deportiva o la pesca sin ánimo de lucro) y 13 a embarcaciones de la lista séptima en aguas exteriores. Asimismo, 156 se han otorgado a jubilados residentes en La Graciosa y 196 a vecinos de Haría. Pesca no dispone en ninguno de estos dos últimos casos de los permisos que realmente están siendo utilizados por sus titulares, puesto que son vitalicios.

El consejero regional de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, Juan Ramón Hernández, precisó ayer en el Parlamento de Canarias que de los 48 pesqueros profesionales, 33 pertenecen a la cofradía de pescadores de la Graciosa, 13 a la cofradía San Ginés, en Arrecife, y dos a La Tiñosa, en Tías. Añadió que la cifra total de autorizaciones (450) no suponen una amenazan para la continuidad de los recursos de la reserva marina. No obstante, se mostró receptivo a abordar el tema con los ayuntamientos de Teguise y Haría y el sector pesquero en caso de que demanden cambios al respecto.

Hernández respondió a la pregunta planteada por el diputado nacionalista por Lanzarote David de la Hoz sobre el reparto de licencias en la reserva marina de La Graciosa y los islotes del Archipiélago Chinijo, después de que los gracioseros expresaran su malestar a raíz de que ninguna de las 30 licencias de pesca de recreo (lista séptima) sorteadas por la viceconsejería el pasado nueve de diciembre recayera en residentes de la octava isla, que no podrán ejercer esta modalidad. En cambio, sí lo podrán hacer la treintena de propietarios de embarcaciones censados en otros lugares, los cuales resultaron elegidos de entre todas las solicitudes presentadas procedentes del archipiélago canario.

De los 30 seleccionados, 15 podrán pescar entre el 1de mayo y el 31 de octubre y las 15 restantes durante todo el año. Del montante elegido, nueve pertenecen al municipio de Teguise, ocho a Haría, seis a San Bartolomé, cinco a Arrecife, uno a Tías y uno a Tinajo.

Compartir el artículo

stats