20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pleno del Cabildo

San Ginés salva el presupuesto gracias al voto del socialista Joaquín Caraballo

El presidente elogia "la dignidad" del exvicepresidente de la institución por apoyar las cuentas - Caraballo deja su acta de consejero por las diferencias con su partido

Pedro San Ginés, seguido de Luis Arráez, Francisco Favelo y Marci Acuña llegan a la celebración del pleno.

Pedro San Ginés, seguido de Luis Arráez, Francisco Favelo y Marci Acuña llegan a la celebración del pleno. JAVIER FUENTES

El presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés (CC), logró ayer aprobar en pleno el presupuesto general de la institución para este año gracias al respaldo que le brindó el consejero socialista Joaquín Cabaraballo, hasta el pasado miércoles vicepresidente primero de la institución y responsable de las áreas de Empleo y Transporte. Caraballo se saltó la disciplina de voto de su partido al no abstenerse en la votación, como sí hicieron sus compañeras Rocío Arredondo y Enma Cabrera siguiendo el mandato de la dirección insular del PSOE. De esa manera, fueron suficientes los nueve votos de CC más el del consejero socialista para sacar adelante unas cuentas que suman un montante global de 146.891.970,59 euros. La oposición, formada por cinco consejeros del PP, tres del PIL y una de Alternativa Ciudadana, votó en contra.

Caraballo justificó su decisión de "votar al margen del PSOE" en el hecho de que "los consejeros socialistas participamos en la elaboración del documento que se va a votar, con el cual en ningún momento estuvo en desacuerdo la dirección de mi partido". Añadió que, aunque sin su voto el presupuesto se hubiera aprobado igualmente, decidió "defender los intereses de Lanzarote por coherencia y anteponer los intereses generales a los míos o a los de mi partido", tal y como subrayó ante el más de medio centenar de personas que siguió la sesión desde los asientos asignados al público.

El pronunciamiento a favor de Caraballo no hubiera hecho falta si los tres consejeros socialistas se hubieran abstenido, ya que el PP no contó este lunes con su consejera Carmen Rosa Pérez debido a que motivos laborales le impidieron acudir a la sesión. En ese caso, San Ginés hubiera recurrido a su voto de calidad para conseguir aprobar el presupuesto y desempatar la votación al contar CC otra vez con sus nueve representantes, tras tomar posesión de su cargo Esther Machín, en sustitución de Mónica Álvarez, quien dimitió a finales de enero pasado, y tener PP, PIL y Alternativa Ciudadana también nueve integrantes.

Quien tampoco acudió fue el socialista José Antonio Gutiérrez, quien dejó su acta de consejero el pasado viernes tras la ruptura dos días antes del pacto CC-PSOE por estar en desacuerdo con su formación al indicarle que tenía que abstenerse en la votación de ayer. A esa baja se sumó la pasada jornada la de Caraballo, quien dejó constancia de su renuncia en el Registro del Cabildo a las 14.01 horas de este lunes, alrededor de una hora después de aprobar los presupuestos. Los motivos que alegó para esa dimisión se fundamentan en "las diferencias de visión y actuación política" que mantiene con la dirección del PSOE en Lanzarote, según consta en su escrito de dimisión presentado.

San Ginés alabó la labor de Gutiérrez y Caraballo al manifestar que su actitud les "dignifica". A este último le transmitió su agradecimiento "en nombre de Lanzarote" ya que para Caraballo "hubiera sido más fácil acatar el mandato sin sentido del PSOE".

El fin de semana Caraballo había decidido dejar la portavocía del PSOE en el Cabildo, que asumió en el pleno Arredondo. La propia consejera reconoció que le hubiera gustado dar un voto favorable al proyecto presupuestario al haber intervenido en su elaboración, pero su grupo debía esperar a que la mesa del pacto entre CC y PSOE, reunida en el mediodía de ayer en Tenerife, aclarara las consecuencias que acarrearía no contemplar en el presupuesto la sentencia que obliga al Cabildo a entregar la Cueva de los Verdes al Ayuntamiento de Haría y a indemnizar a ese municipio con más de 10 millones de euros. Un informe de Intervención del Cabildo dejaba claro que el fallo aún no es firme y no era necesario incluir esa partida ni ningún plan de pago en las cuentas.

Compartir el artículo

stats