Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Ex presidente del PIL

Fabián Martín: "Si la presencia de los Martín estorba, hay que erradicarla de la política"

"Uno de mis errores ha sido estar bastante alejado, por diversos motivos, de lo que la sociedad pedía", explica el ex presidente del Partido Independiente de Lanzarote

Fabián Martín, ayer, en el castillo de San José, en Arrecife.

Fabián Martín, ayer, en el castillo de San José, en Arrecife. ADRIEL PERDOMO

¿Le costó adoptar la decisión de abandonar la política después de diez años con cargos orgánicos y públicos?

En la noche del domingo de las elecciones (24 de mayo) empecé a tenerlo claro. Uno se resiste a que los cambios en la vida se presenten de manera muy precipitada, pero los resultados que obtuvimos [los peores que el PIL ha sacado en unos comicios desde 1991] me animaron a ir perfilando la idea. El viernes siguiente a las elecciones, cuando celebramos el consejo político, lo tenía al 90% seguro. Después de cómo se celebró el citado consejo político, definitamente, tomé la decisión. Veo como algo lejano regresar a la política.

Su hermano, José Dimas Martín, dejará la política después de tomar posesión como edil en el Ayuntamiento de Teguise el 13 de junio. ¿Ve posible que el electorado recupere la confianza en el PIL sin la 'saga Martín'?

Será posible en la medida en que la gente que esté al frente de la formación política sea capaz de acercarse a la sociedad. En función de eso habrá renovación o no. Uno de mis errores fue estar bastante alejado, por diferentes motivos, de lo que la sociedad pedía. Probablemente, porque tenía poco tiempo para hacerlo. Mis obligaciones de los cargos de gestión pública (parlamentario, consejero y presidente del PIL) no me hicieron estar tan en contacto con la gente como se requería. El PIL debe estar en la política lanzaroteña y si la presencia de los Martín estorba, hay que erradicarla, si es verdad lo que comentan mis compañeros.

Queda por delante la celebración del juicio de la supuesta financiación irregular del PIL, en el que su padre, Dimas Martín, es considerado el principal presunto responsable. ¿No será ese proceso otro de los hándicaps para lograr que la sociedad se acerque al PIL?

Frente a otros casos de corrupción enormes de otras formaciones políticas a nivel del Estado y de Canarias, no creo que nadie se pueda permitir recomendarle al PIL qué es lo que tiene que hacer. Ni tampoco pueden dirigirse, como intentaron algunas formaciones políticas, siendo verdaderos justicieros políticos. Es el caso del PSOE, que criticó ferozmente las imputaciones del PIL y a día de hoy es un imputado el que aspira a ser el alcalde de Arrecife. Pese a las presiones, por encima de todo está la presunción de inocencia, pero ésa no fue la vara que aplicó el PSOE con otros y que ahora son incapaces de aplicarse a sí mismos.

Por tanto, no cree que el PIL esté avocado a desaparecer.

De manera específica, quizá el PIL ha vivido los procesos judiciales de manera más intensa y quien ha tenido más sentencias en su contra. Pero hay algunos casos con cuantías económicas importantes sobre los que parece no querer hablarse o no tener la intencón de que estén en el debate mediático. Todos los que nos presentamos en las listas en las recientes elecciones nada tenemos que ver con los casos judiciales que tiene pendiente el PIL. Hubo gente que al amparo del partido obró de manera irregular. Me parece injusto que por esas acciones aparantemente delictivas se haya querido echar sobre las espaldas de todos los que hemos participado en el PIL, la misma responsabilidad. No tengo nada que ver con aquella etapa y las personas inmersas en procesos judiciales no han tenido nada que ver con la organización ni están en las listas. Hay doble moral y una cólera manifiesta con el PIL.

¿Ha sido usted una marioneta política de su padre?

Me parece injusto que se me achaque sin conocimiento suficiente el hecho de que no tengo la independencia necesaria para ejercer mis responsabilidades en los cargos públicos u orgánicos. Para bien o para mal, he tomado las decisiones que en cada momento he considerado convenientes, incluso al contrario de lo que a algunas personas históricas de la formación les hubiera gustado tomar. Era mi opción también la de equivocarme y asumir errores. Jamás me prestaría a un juego en el que estuviera dominado por alguna persona.

¿Hubiera sido conveniente que días antes de las elecciones su padre no hubiera salido a la escena pública para arremeter contra los casos de corrupción que se le imputan?

La entrevista no la he visto, pero no creo que unas declaraciones 48 horas antes de un proceso electoral condicione en un porcentaje tan elevado las decisiones de los lanzaroteños respecto a quien van a votar. Quizá sea un ingrediente más, pero no el único. Hay otros condicionantes sobre los que hacer un ejercicio de autocrítica y sobre los que reflexionar. Es decir, hay una emergencia de formaciones políticas que se presentan ante la sociedad capitalizando un discurso que parte de la sociedad, pero que en algunos casos tiene visos de ser implantado de manera real. Por otro lado, hay un alejamiento del PIL de conectar con la sociedad y yo lo asumo. También ha sido detonante vincular a las nuevas generaciones del PIL con las del pasado.

¿Cómo ha vivido las estancias de su padre en prisión?

Hemos respetado las decisiones judiciales, independientemente de que las compartamos o no. Lo hemos vivido a nivel familiar dentro de la mayor tranquilidad posible y nunca hemos dado de qué hablar sobre ese tema.

Compartir el artículo

stats