Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tráfico instalará diez radares en tramos de la vía ciclista en la zona sur de la Isla

La vieja carretera entre Yaiza y Playa Blanca y las que integran el Anillo del Fuego entre Timanfaya, Mancha Blanca y La Geria tendrán controladores de velocidad

Un grupo de ciclistas por las vías lanzaroteñas

Un grupo de ciclistas por las vías lanzaroteñas

La Dirección General de Tráfico (DGT) instalará un total de diez cinemómetros para controlar la velocidad en tramos de las carreteras que conforman el denominado Anillo del Fuego y que discurren por el Parque Nacional de Timanfaya (LZ-67), La Geria (LZ-30) y entre Mancha Blanca y Tinguatón (LZ-56). También tendrá esos dispositivos la antigua vía que conecta Yaiza con la localidad turística de Playa Blanca (LZ-701), cuyo trazado es paralelo a la actual (LZ-2).

El viejo itinerario entre Yaiza y Playa Blanca enlaza con el Anillo del Fuego y ambas infraestructuras del sur de la Isla forman parte de la Vía Ciclista de Lanzarote (VICI) proyectada por el Cabildo. Tendrán un uso mixto, ya que a la regulación del tráfico habitual se sumará la incorporación de señales de circulación específicas relacionadas con el tránsito de bicicletas, que contarán con un uso prioritario en el citado viario.

La jefa provincial de Tráfico de la provincia de Las Palmas, Eva Canitrot, y el presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, suscribieron ayer un convenio para dotar al Anillo del Fuego y la LZ-701 con las medidas de seguridad adecuadas para los ciclistas y el resto de usuarios, es decir, los que circulen con vehículos a motor.

Según el cálculo de San Ginés, "más de 30.000 ciclistas aficionados y profesionales, entre residentes y los derivados del auge del turismo deportivo en Lanzarote, transcurren por estos viales de Lanzarote". Destacó que la colocación de los radares no supondrá una modificación del límite de velocidad máxima establecida, por lo que el mismo se mantendrá en 60 kilómetros por hora. "Lo que harán los cinemómetros", precisó, "será aumentar la seguridad y regular el tráfico compartido de estos viales".

Los controles, explicó Canitrot, se harán no solo en puntos fijos, sino también se medirá la velocidad media dentro de un tramo.

La Dirección General de Tráfico destinará a este proyecto 213.998 euros para los aparatos de medición instantánea, que serán alimentados con energía solar, y los paneles informativos de control de velocidad, entre otras actuaciones.

Por su parte, la corporación insular ejecutará la obra civil (casetas) necesaria para ubicar los radares, cuyos trabajos ya han sido adjudicados, y costeará la señalización horizontal y vertical. Para estos cometidos el Cabildo ha presupuestado 131.697 euros este año, cantidad que se complementará con 360.000 euros en 2016.

No se descarta que en futuros recorridos de la Vía Ciclista de Lanzarote, como el que discurrirá entre Los Arcos y Costa Teguise, también se emplacen limitadores de velocidad. Dentro del diseño proyectado para esta intervención se contemplan a su vez caminos alternativos entre Tinajo y La Santa, La Geria y Puerto del Carmen, La Geria y Tahíche pasando por Zonzamas y entre Tahíche y Guatiza, coincidiendo con la antigua carretera del norte de Lanzarote, que pasará a denominarse LZ-1a.

Algunos de los trazados citados son de tierra y serán asfaltados, actuación que no se podrá ejecutar hasta la aprobación del Plan Insular de Ordenación, dijo San Ginés.

En su conjunto, la vía ciclista requerirá una inversión de 12,4 millones de euros, que se distribuirán entre 2014 y 2019. Entre 2015 y 2019 el cabildo desembolsará 1,8 millones de euros al año, que se sumarán al 1,6 del pasado ejercicio. Estos fondos se nutrirán en parte con ingresos del impuesto del combustible que recauda la institución. En 2014 el Plan de Infraestructuras Turísticas del Gobierno de Canarias reservó un millón de euros para el proyecto, mientras que los planes de competitividad del nuevo convenio entre Canarias y el Estado supondrán una inyección de 500.000 euros de una de esas administraciones.

En ejecución o en proceso hay obras por 5,9 millones. Entre ellas, la fase entre La Rocar y la Escuela de Pesca (Arrecife), dentro del frente marítimo del carril bici entre Costa Teguise y Puerto del Carmen.

Compartir el artículo

stats