El Ayuntamiento de Yaiza recibió el pasado lunes el proyecto del empresario Juan Francisco Rosa para demoler el hotel Son Bou, situado en Playa Blanca. Fuentes municipales confirmaron ayer la recepción del proyecto, si bien no han trascendido detalles del mismo. La Justicia anuló en 2005 la licencia de construcción del establecimiento otorgada de forma ilegal por el exalcalde José Francisco Reyes.

El inmueble permanece abierto y en enero de este año el consistorio ordenó su derribo total o parcial para proceder a su legalización en base al Plan General de Ordenación Urbana de Yaiza, porque triplica la edificabilidad permitida. El hotel tiene 165 plazas y una categoría de cuatro estrellas. Ahora la Oficina Técnica dispone de un plazo de dos meses para estudiar la propuesta de Rosa y decidir, junto con el redactor del Plan General, Jorge Corderch, si el proyecto de demolición cumple o no con lo establecido en la norma. En caso afirmativo, la propiedad debe tirar la parte ilegal en dos meses.

De los 18 hoteles ilegales del municipio de Yaiza, 17 han expresado formalmente su voluntad de legalizarse tras la entrada en vigor en 2014 del Plan General. El Son Bou es el único con orden de derribo, indicaron ayer desde Yaiza.

Requerimientos

El ayuntamiento ha requerido a las instalaciones hoteleras con licencias anuladas para que presenten los planos digitalizados de las mismas y que certifiquen si se han construido según su programación inicial o no. En el segundo caso, la institución local les solicita que especifiquen cuáles han sido las modificaciones. Una vez entregada la referida información, la administración realiza las comprobaciones respectivas y compara si se ajustan a los parámetros del Plan General y además informa debidamente a los tribunales en cada procedimiento de ejecución de sentencia.

El expediente administrativo se dará por concluido al informar si la edificación se ajusta a la normativa urbanística y en caso contrario, se detallarán los parámetros incumplidos. Será decisión de la propiedad adaptar la edificación al Plan General. De no ser así, se procedería a acordar la demolición de la edificación en todo o en parte.