Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pallarés, Hijo Adoptivo de Lanzarote

El Cabildo entregaba anoche al investigador majorero el máximo galardón de la Isla por sus estudios sobre la toponimia lanzaroteña, la prehistoria y la etnografía

Agustín Pallares (izquierda), anoche, junto al presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés.

Agustín Pallares (izquierda), anoche, junto al presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés. ADRIEL PERDOMO

"Responsabilidad y satisfaccion". Con estas dos palabras agradecía anoche el investigador e historiador, Agustín Pallarés Padilla su nombramiento como Hijo Adoptivo de Lanzarote por sus estudios sobre la toponimia lanzaroteña, la prehistoria y la etnografía. Su amor por el patrimonio histórico, cultural y natural de Lanzarote le ha llevado a dedicar gran parte de su vida a la investigación. "Para mí no ha supuesto ningún esfuerzo porque siempre me ha apasionado todo lo relacionado nuestro pasado", destacaba ayer.

Agustín Pallarés Padilla nacía un 8 de octubre de 1928 en La Oliva (Fuerteventura). Hijo y nieto de torrero, su vida transcurrió desde su infancia estrechamente ligada a "la familia de los faros", como apunta Gregorio Barreto Viñoly, cronista oficial de Haría. Siguiendo con la tradición familiar decide convertirse en torrero y obtiene el título de Técnico Mecánico de Señales Marítimas, al conseguir una plaza como tal en la convocatoria oficial de 1950-1951. Tras ejercer como torrero en el faro de Teno (Tenerife) y casarse con la lanzaroteña Rosario Lasso Toledo, se desplaza al faro de Pechiguera en Playa Blanca en 1956. Al poco tiempo, consigue ejercer en el faro de Alegranza hasta su jubilación en 1991.

"Partiendo de la premisa de que la cultura y la investigación son importantes y necesarias argamasas para la construcción y reconocimiento de un pueblo, afirmo que don Agustín Pallarés y su línea de trabajo es uno de los más importante agentes en la trasmisión de nuestra prehistoria, historia y cultura, es decir: en la construcción de nuestra identidad", destacaba anoche el presidente del Cabildo, Pedro San Ginés durante el acto institucional que se celebraba en el salón de plenos de la corporación.

De forma paralela a su profesión, Agustín Pallarés desarrolla una intensa labor de formación documental e investigadora que lo llevará a convertirse en todo un gran conocedor autodidacta en temas relacionados con la Prehistoria, la Historia, la Biodiversidad, la Geografía, la Etnografía, la Economía, la Cultura y la Toponimia de las islas orientales de Canarias y, de manera específica, de Lanzarote. "Cuando publico algún dato nuevo es porque, además de estar convencido, es porque previamente está documentado", destaca.

Su afán por el aprendizaje lo condujo a aprender inglés y francés, bajo la tutelar enseñanza de unos manuales de gramática y las emisoras de radio. Materias que le serían muy útiles para ampliar su abanico de receptores de sus conocimientos sobre la isla, ya que durante las temporadas de descanso de su oficio actúa como guía turístico, cuyo carnet oficial obtiene en 1979. En esta actividad desarrollaría y divulgaría todo el saber que tiene sobre la historia general de la isla, a un sin número de visitantes, admirados de la isla y de la erudición de un guía tan peculiar.

De su estancia en Alegranza nacía en el año 2013 el libro "La isla de Alegranza" (Ediciones Remotas), una crónica que va desde la toponimia, a la fauna y flora, pasando por los distintos propietarios que ha tenido la isla a lo largo de la historia, aparceros que la han regentado, aspectos arqueológicos, noticias y, evidentemente el faro y sus torreros, motivo de su presencia en la islan durante 35 años.

Un año después veía la luz una obra monumental y aclaratoria de los distintos nombres que se concitan en la isla: "Diccionario de topónimos de Lanzarote" (Ediciones Remotas) "un documento valiosísimo para el reconocimiento de nuestra identidad territorial y cultural", destacaba ayer San Ginés.

Pero de lo que más se siente orgulloso es de la teoría del poblamiento de Canarias. "Estoy convencido y lo demuestro con datos que los primeros pobladores de las islas los trajeros los romanos", detalla. Y es que una de las líneas de estudio abierta por Agustín Pallarés sobre el pasado histórico plantea la teoría de que posiblemente el poblamiento aborigen de las Islas Canarias antes de la conquista europea pueda estar asociado al proceso de romanización del norte de África llevado a cabo en la Antigüedad Clásica.

"Pese a recibir cierto rechazo por parte de otros investigadores y estudiosos históricos, se trata de una hipótesis de análisis sobre el origen humano de los habitantes canarios que sigue viva y que recientemente ha tomado cuerpo con los recientes descubrimientos realizados en el yacimiento romano en la Isla de Lobos (Fuerteventura) o los trabajos arqueológicos realizados en Lanzarote por el profesor el Dr. Pablo Atoche de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y por su equipo", se destaca en el expediente elaborado por el Cabildo para su reconocimiento oficial.

Una teoría que desarrollará en un nuevo libro que posiblemente se publicará este año sobre la prehistoria de Lanzarote. "Aunque me han llamado loco creo que poco a poco esta teoría empieza a tomar cuerpo", insiste.

De manera paralela a las tareas de documentación que venía realizando y ampliando sobre el pasado histórico y cultural de la isla, Pallarés mantiene encuentros y entrevistas con las personas de más avanzada edad de diferentes zonas de Lanzarote con el objeto de recopilar, contrastar y documentar información viva sobre la historia, la etnografía y la toponimia insular. Estas tareas lo llevan a desarrollar un conocimiento tremendamente exhaustivo y completo de la geografía de Lanzarote.

Recorre la totalidad de la isla a la búsqueda e investigación de la historia y de los nombres de montañas, llanos, barrancos, riscos, peñas, caminos, vegas, nateros, gavias, costas, bahías, caletas, playas, poblaciones, fuentes, pozos, volcanes, malpaíses, etc. de Lanzarote. Esta constante actividad investigadora e indagadora sobre el territorio insular lo llevan no sólo a tener un gran conocimiento real y toponímico de Lanzarote, sino también a realizar importantes descubrimientos y hallazgos histórico-arqueológicos, sobre todo vinculados con la cultura prehispánica de los Majos.

San Ginés se comprometió anoche a la publicación de una biografía de Agustín Pallarés que recoja en síntesis su vida y una relación de sus trabajos, para ser destinada a los centros de enseñanza y "que nuestros estudiantes y escolares conozcan al personaje y su obra", apuntó el presidente.

Compartir el artículo

stats