Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un cuerpo de baile muy decidido

La agrupación folclórica Altaja es el único grupo de Lanzarote dedicado de forma exclusiva al baile

Un cuerpo de baile muy decidido

Un cuerpo de baile muy decidido

"Muy decidido, valiente". Este es el significado del vocablo guanche Altaja, nombre a su vez de la única agrupación folclórica de Lanzarote especializada en los bailes tradicionales de las islas pero sin contar con un grupo propio de toque. "Desde un principio estuvimos convencidos de que este proyecto era posible sacarlo adelante con esfuerzo y valentía", destaca el presidente de Altaja, Alberto Cabrera.

Integrada por 16 componentes (ocho parejas de baile), Altaja nació hace tres años en el pueblo de Teseguite (Teguise) aunque en la actualidad sus miembros residen en diferentes municipios de la isla. "Para nuestras actuaciones contamos con la colaboración de diferentes parrandas de Lanzarote aunque fundamentalmente con la parranda El Lagar de Teseguite", resalta Cabrera.

"Para nosotros no supone ningún inconveniente no contar con un grupo de toque", asegura Cabrera. "Lo que sí hacemos es entregarles con bastante tiempo de antelación a la parranda que va a acompañarnos en la actuación los temas que luego interpretarán en nuestros bailes", añade.

Altaja que ensaya cada jueves en el centro sociocultural de Teseguite se muestra abierto a la incorporación de nuevos miembros. "Aunque nuestros bailes están concebidos principalmente para seis parejas no nos cerramos a que entren más personas en la agrupación", indica su presidente.

Cabrera confiesa que los hombres son más reacios a la hora de formar parte de los grupos de bailes. "Por suerte todas nuestras parejas son mixtas aunque somos conscientes que la falta de hombres es uno de los problemas de los grupos actuales", afirma.

Para sus actuaciones, Altaja cuenta con dos vestimentas: una de campesinos de Lanzarote de finales del siglo XIX y principios del XX (que suelen utilizar en las actuaciones que realizan fuera de Lanzarote) y otra que es una recopilación de diferentes trajes tradicionales de todas las islas, que usan principalmente en los festivales que se celebran en los municipios lanzaroteños.

La plaza de la iglesia de San Leandro de Teseguite fue el marco elegido por la agrupación folclórica Altaja para celebrar en la noche del pasado sábado la tercera edición de su festival que contó además con la actuación de la agrupación folclórica Maxorata y del timplista David Rodríguez de Fuerteventura. En esta ocasión Altaja estuvo acompañada por la parranda El Lagar.

La Isa del Uno, malagueñas, folías, sorondongos y seguidillas de Lanzarote son sus bailes preferidos, sin olvidar, los tradicionales canarios como las folías de La Palma, el tanganillo de Santo Domingo o la polka mazurca de Gran Canaria.

Su próxima actuación será a finales de este mes en el municipio tinerfeño de Santa Úrsula durante el II Festival regional isla de Tenerife acompañados por la asociación cultural Acoidán. En Fuerteventura participaron el pasado mes de septiembre, con la parranda de Los Valles de Teguise en el festival Los Mantequillas de Morro Jable y en el encuentro folclórico de las fiestas del Pino en Teror con la parranda de Teseguite.

Compartir el artículo

stats