Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Fiscalía pide una nueva vista previa del 'caso Unión' pero sin el juez Alba

El ministerio público presenta un recurso contra la nulidad de las primeras grabaciones

La Fiscalía Provincial de Las Palmas ha solicitado una nueva vista sobre las cuestiones previas del Caso Unión que dio origen a la macrocausa contra la corrupción en Lanzarote pero sin la presencia del juez de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas, Salvador Alba al entender que en el auto que ha anulado las primeras grabaciones a los acusados "se hacen afirmaciones que denotan un pre-juicio, lo que implica un quebranto en la garantía de imparcialidad del magistrado presidente".

El auto del juez Alba del pasado 10 de abril anulaba las primeras grabaciones de audio y vídeo realizadas por el exconsejero del Cabildo de Lanzarote, Carlos Espino, entre los meses de junio y diciembre de 2008 al empresario Fernando Becerra que actuaba de intermediario del promotor Luis Lleó para desbloquear una urbanización turística en Playa Blanca (Yaiza) a cambio de un presunto soborno.

En el recurso presentado por la Fiscalía se asegura que "en este momento procesal sólo se pueden anular las fuentes de prueba que sean nulas o ilícitas, lo que no es el caso". Para la Fiscalía "las grabaciones anuladas no vulneran derecho fundamental alguno, según la Jurisprudencia del Tribunal Supremo. No se ha producido una intromisión en una conversación ajena; no se provoca delito alguno; no se utiliza engaño para conseguir una confesión sobre hechos ocurridos con anterioridad; no se hace referencia a datos íntimos o de la vida privada, y mucho menos de una persona que no participa en unas conversaciones que, por otra parte, han sido admitidas y ratificadas por sus interlocutores", detalla.

Autorización judicial

La Fiscalía afirma en su escrito que en el auto recurrido "se confunde la nulidad de la prueba con su fiabilidad; se anulan fuentes de prueba que contaban con autorización judicial motivada; y se valoran dictámenes periciales caligráficos propuestos por la parte, pero que habían sido previamente desestimados por la propia Sección Sexta, en una resolución de la que fue ponente el ahora magistrado presidente, y que, por lo tanto, no estaban admitidos ni válidamente introducidos en el proceso".

Compartir el artículo

stats