Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Graciosa se pone la camiseta

Una iniciativa promociona el patrimonio natural y cultural con el mero, la pardela y el gorro graciosero

De izq. a dcha., Eduardo Hernández, Sergio Páez y Miguel Páez, ayer, en La Graciosa con las camisetas.

De izq. a dcha., Eduardo Hernández, Sergio Páez y Miguel Páez, ayer, en La Graciosa con las camisetas. LP/DLP

El mero de las aguas del Archipiélago Chinijo, un tesoro apreciado por los pescadores, nada en la parte delantera de una camiseta, al igual que la pardela remonta el vuelo sobre la tela de esa prenda y el sombrero de palmito típico de la octava isla se convierte en un singular personaje, el Gracioserito, más allá de proteger la cara del sol. Se trata del proyecto de promoción del patrimonio natural y cultural del Archipiélago Chinijo que acaban de poner en marcha el graciosero Miguel Páez y el ilustradory humorista gráfico lanzaroteño Miguel Cabrera con la camiseta de souvenir como base para estampar las ideas que han creado.

La prenda se empezó a comercializar el pasado fin de semana en una tienda de la explanada del muelle de Caleta de Sebo, localidad en la que por ahora se venderá ese artículo, que ya ha llamado la atención de los visitantes que acuden a la octava isla.

Páez, promotor de la plataforma ciudadana La Graciosa. Octava Isla Canaria, galardonada con la Medalla de Oro de Canarias 2017, explicó que la iniciativa surgió a raíz de que conociera las viñetas de Cabrera, en las que uno de sus personajes es el Gracioserito, por lo que pensó que contar con el dibujante para poner en valor los símbolos de la identidad de la Isla era un buena vía "para hablar de los elementos del Parque Natural del Archipiélago Chinijo o de la Reserva Marina y de su historia".

Destacó que "la isla tiene una historia y una naturaleza muy potentes que la hacen especial y es necesario darlas a conocer y ponerlas en valor para potenciar no solo su conocimiento sino también su conservación".

Un sombrero "con vida"

Por su parte, Cabrera, que difunde sus trabajos en diversos soportes como las redes sociales y el blog muyenseriomiguel.blogspot.com, en Internet, señaló que un día decidió "darle vida" al gorro graciosero y "ponerlo a andar" como un personaje más dentro de sus historias.

"Quería que la gente conociera la visión que tienen los gracioseros de distintas cosas y de la vida y de ahí surgió la idea a raíz de la puesta en marcha del movimiento ciudadano La Graciosa. La octava isla canaria". Él y Páez se conocieron el pasado febrero y cuando Páez le comentó qué pretendía hacer no dudó en colaborar.

Las prendas están disponibles en modelos para niño, hombre y mujer. Las destinadas al público infantil tienen un precio de 14 euros y de 16 euros las de adultos. Las piezas se han fabricado en varias tallas y colores, azul, amarillo, rosa, gris y verde.

Los turistas, además dela camisa graciosera y el sombrero tienen un nuevo elemento que llevarse de recuerdo, las camisetas con los símbolos que identifican la octava isla y que sus promotores piensan ampliar con otros motivos.

Compartir el artículo

stats