Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tías

Puerto del Carmen revive su historia

El documental de Saúl Rojas recorre los cincuenta años de vida del primer destino turístico de la Isla

Puerto del Carmen revive su historia

Puerto del Carmen revive su historia

De refugio pesquero a destino pionero del turismo en Lanzarote hace cincuenta años. El documental

Voces del turismo. El nacimiento de Puerto del Carmen, estrenado ayer en el Centro Cívico El Fondeadero, muestra de la mano de veinte testimonios, entre otros, de empresarios, guías, limpiadoras, taxistas, hoteleros, restauradores, docentes, historiadores y algunos de los primeros turistas que visitaron Puerto del Carmen en la década de los setenta, la evolución de la zona.

Este trabajo, dirigido por el estudiante de Grado en Periodismo, Saúl Rojas, que se ha ocupado también del montaje y el guión, esta última tarea junto al docente Juan Cruz, se estructura en ocho bloques con locución de Miryam de Muro. Arranca con el origen de Puerto del Carmen, que tuvo sus inicios en el núcleo de pescadores La Tiñosa, donde se ubica el puerto de la localidad.

Continúa con los antecedentes de la llegada del turismo a Lanzarote y la inauguración, en 1951, del Parador Nacional de Turismo de Arrecife. Su director de la época, José Suárez, pronto se fijó en la costa de La Tiñosa y no perdía oportunidad de mostrar el lugar a amigos inversores que llegaban a la Isla en busca de nuevas oportunidades de negocio.

El merendero Las Playas, de Juan Viera, construido en primera línea de la Pila de la Barrilla, era el punto de encuentro de emprendedores foráneos y locales para hablar de las posibilidades económicas del entorno.

El documental también se detienen en el Hotel Fariones, cuya primera fase se abrió en 1966. En la actualidad el inmueble se somete a una reforma y modernización para reabrirlo como un establecimiento de cinco estrellas. Los impulsores del proyecto inicial fueron Virgilio Suárez, Fernando Machado y el que fuera presidente del Atlético de Madrid, Vicente Calderón. El arquitecto fue Manuel Roca.

De los turistas al perro 'Coyote'

La inauguración de la primera desaladora de Lanzarote y Europa en 1965 fue fundamental para el despegue socioeconómico de la Isla. Aunque el Cabildo disponía de un gran depósito, en ocasiones el agua no llegaba al hotel Fariones o a los complejos que se construyeron con posterioridad. Otras veces el caudal suministrado estaba teñido de una tonalidad oscura.

Los clientes del turismo también han cambiado desde los años setenta hasta ahora. Varios de los testimonios recogidos por Rojas rememoran la buena relación que existía entre ellos y los trabajadores de los hoteles y apartamentos en los primeros años del turismo. Los huéspedes consideraban a los empleados parte de su familia, lo que daba pie a una fidelización que a día de hoy continúa. Consideraban el hotel su segunda casa. Así lo recuerda el exdirector de Fariones Bienvenido Saavedra, quien se refirió a clientes que "han venido cuarenta años al hotel y llaman al personal para tomarse un café y poderles ver".

De esa fidelidad también hace gala el joyero Álvaro González. "Los clientes te venían a pedir información de algo y tú les informabas. Te pedían consejos para hacer esto o lo otro y se iban fidelizando y volvían. Lo hacían porque estabas tú allí: yo como joyero, el otro como tendero o el dependiente en el supermercado".

Las referencias al perro callejero 'Coyote' se incluyen en la grabación, uno de los momentos más entrañables del audiovisual, en el que hay varias imágenes del can. El animal cuidaba de los enseres de los turistas mientras disfrutaban del baño en la playa. Eso sí, lo hacía debajo de las hamacas para estar a la sombra.

"Los turistas ya podían bañarse tranquilamente y dejar sus cosas en la hamaca. Así, el perro se quedaba de guardián y cuando los turistas se iban los seguía y se pasaba quince días viviendo a lo grande", comenta Álvaro.

El ocio tiene su importancia en Puerto del Carmen y entre los lugares más visitados por los lugareños y los foráneos estaban el Centro Comercial Playa Blanca, conocido como Barracuda, donde estaba la joyería de Tomás Daviu, el primer empresario de la Isla en trabajar la olivina; los restaurantes Tres Copas y El Golfo (aún abierto); el Club Alfil, donde se realizaron los primeros espectáculos de travestis en la Isla; la discoteca Beach Club del Hotel San Antonio o la Cueva de Doña Juana de Los Fariones.

La población local también se animó a pasar temporadas en Puerto del Carmen y en la década de los ochenta era habitual la compra de un apartamento como segunda residencia y también por parte de los extranjeros para pasar sus vacaciones.

Compartir el artículo

stats