El Servicio de Seguridad y Educación Vial continúa con el programa Camino Escolar, que este curso pretende llegar a unos 3.000 estudiantes de Primaria. La iniciativa impulsa el uso de la bicicleta entre los estudiantes como medio de transporte y concepto de movilidad segura y sostenible. Las actividades seguirán hasta junio en distintos centros educativos de la Isla y están orientadas a favorecer la seguridad y autonomía de los chicos en sus desplazamientos al colegio. LA PROVINCIA