Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El otro 'exilio' de la princesa

Alexia de Grecia dedica su vida a su familia y al deporte y traslada su domicilio a Arrecife

Alexia en el Ocean Lava de 2016.

Alexia en el Ocean Lava de 2016. LP/DLP

La princesa Alexia de Grecia convirtió Lanzarote en 2003 en su 'exilio' particular buscando la tranquilidad que no tenía en Barcelona, ciudad en la que residía entonces, y huyendo del agobio de la prensa del corazón. Cuatro años antes se había casado en Londres con el arquitecto lanzaroteño Carlos Morales, con quien fijó su residencia en la isla de los volcanes.

Un exilio muy distinto al que obligó hace medio siglo (el 13 de diciembre de 1967) a sus padres, los reyes Constantino y Ana María de Grecia, a salir del país tras fracasar el contragolpe que auspició el mismo monarca para acabar con el poder de los coronoles, quienes protagonizaron un golpe militar ocho meses antes, el 21 de abril. La princesa era una niña, contaba tan solo con dos años de edad. Roma fue su destino antes que Londres.

La hija mayor de los reyes Constantino y Ana María de Grecia y su esposo han formado una numerosa familia de cuatro hijos: Arrietta, Ana María, Carlos y Amelia. Esta última fue bautizada en 2008 en la ermita de Los Remedios, en el pueblo de Yaiza, donde también recibió las aguas bautismales su hermano en 2005.

Alejados de los flashes de los paparazzi, en Lanzarote tienen una vida discreta y tranquila. La princesa, "una persona muy sencilla y cercana", como la definen quienes la conocen, vive volcada en dedicar su tiempo a su familia y al deporte. De la vela que practicaba en Barcelona y Lanzarote se pasó a la natación y al triatlón y el pasado año participó en su primera competición de esa modalidad, el VII Ocean Lava Arrecife.

La natación sincronizada centra también su tiempo. Sus hijas Arrietta y Amelia forman parte del equipo del Club Deportivo Pingüinos, perteneciente al Real Club Náutico Arrecife (RCNA), donde Alexia pasa muchas tardes. De hecho es una de las madres que más se ha involucrado en las actividades del club, con el que competía en natación. Acompaña al equipo en sus desplazamientos a las competiciones que se celebran en el Archipiélago y la Península y hasta se ha sacado el título de juez de natación sincronizada, señalaron ayer varias personas que la tratan a menudo en el Casino, nombre con el que se conoce al RCNA.

De Puerto Calero a la capital

El equipo de las sirenas de Arrecife, denominación al que se ha referido el club en alguna ocasión, ha conquistado varios premios. Entre los más recientes, la plata lograda por Anna Köhler, Daniela Carroll, Sara Vela Hidalgo y Arrietta Morales el pasado noviembre en la categoría junior del Campeonato Regional Infantil y Junior de Natación Artística celebrado en la capital grancanaria, consolidando así el segundo puesto en el subcampeonato regional por clubes. Asimismo, el dúo formado por Daniela y Arrietta se hizo con el bronce. Amelia, hija menor de Alexia, se proclamó subcampeona de Canarias en marzo de este año en el Campeonato Regional Alevín e Infantil de Natación Sincronizada.

Hace menos de un año que Alexia y su familia dejaron su chalé de la lujosa urbanización de Puerto Calero (Yaiza) y se mudaron a un piso de entre 130 y 140 metros cuadrados en la avenida marítima de Arrecife, a apenas cincuenta metros del Casino. Así evitan los continuos desplazamientos por carretera que tenían que hacer a diario desde Puerto Calero, situado a unos 25 kilómetros de la capital.

Compartir el artículo

stats