20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 'caso Nóos' Cumplimiento de condenas

La conexión lanzaroteña de Iñaki

El exduque de Palma visitó Lanzarote por primera vez en 1988 para jugar un torneo júnior de balonmano

Iñaki Urdangarín (izquierda) y Diego Torres, en julio de 2007 en el hotel Princesa Yaiza, durante su intervención en el I Taller sobre Gestión en el Deporte.

Iñaki Urdangarín (izquierda) y Diego Torres, en julio de 2007 en el hotel Princesa Yaiza, durante su intervención en el I Taller sobre Gestión en el Deporte. LP/DLP

La primera vez que Iñaki Urdangarin pisó Lanzarote fue en 1988 como integrante de la Selección Española de Balonmano para jugar el Torneo Internacional de España Junior, recordó ayer el exconsejero de Deportes del Cabildo lanzaroteño, presidente de la Federación Regional de Balonmano en 1995 y 2000 y exentrenador Lorenzo Lemaur. Además de España jugaron Suiza, Yugoslavia y la Unión Soviética. Nadie le iba a decir al yerno del rey emérito que tres décadas después atravesaría el umbral de la prisión abulense de Brieva para cumplir su condena de casi seis años por el caso Nóos.

La relación de Urdangari como deportista en activo con la Isla se prolongó hasta el año 2000 por su participación con el Fútbol Club Barcelona de Balonmano en los torneos Isla de Lanzarote (hasta 1994) y San Ginés (entre 1995 y 2000), precisó Lemaur.

El lanzaroteño Marcial Brito, quien fuera compañero de Urdangarín en las categorías inferiores de la selección española de balonmano se encontraba ayer "afectado" por la situación de privación de libertad del exduque de Palma. "Nos conocimos en 1985, con 14 años, cuando éramos cadetes. Nunca pensé que entrara en prisión. Confiaba en que los recursos judiciales podrían frenar su ingreso. Se fió de su exsocio, Diego Torres. Nunca le vi a Iñaki esa necesidad económica y social para llegar a esos niveles", afirmó Brito, quien siguió manteniendo "buen contacto" con el cuñado del rey Felipe VI durante su presencia en las competiciones de balonmano dentro y fuera de la Isla y hasta que "se aisló" al marcharse a vivir a Washington en 2009 presagiando la que se avecinaba y "cortó relaciones con todo el mundo y su vida social en España". Brito llegó a conocer a los padres de Urdangarín, Juan María Urdangarín y Claire Liebaert. "Nuestros padres se conocieron cuando nos iban a recoger a Madrid tras estar en la selección", aseveró Brito.

"Iñaki es una persona muy simpática y encantadora. No encajo todo lo que se ha dicho de él. Nunca fui capaz de preguntarle nada ni sacarle el tema [en referencia a Nóos]. Mi madre también lo está pasando mal", afirmó Brito.

De deportista a conferenciante. Urdangarín regresó a Lanzarote en sucesivas ocasiones, entre 2006 y 2009, para participar como ponente en el hotel Princesa Yaiza, en Playa Blanca (Yaiza) en seminarios y talleres deportivos organizados por el que fuera su entrenador en el FC Barcelona y seleccionador nacional, Valero Rivera, quien promovió los encuentros a través de la empresa Valero Rivera Asesoramiento Deportivo SL y que, según publicó el diario El Mundo en 2013, pagó a Urdangarín 53.360 euros por sus intervenciones en Lanzarote. El patrocinio fue del Cabildo, el Ayuntamiento de Yaiza y empresas privadas. Yaiza recordó ayer que abonó 6.000 euros a Rivera y el Cabildo no concretó la cifra.

En julio de 2007 Urdangarin y Diego Torres, quien ayer ingresó en la prisión catalana de Brians por su condena en Nóos, impartieron una conferencia de forma conjunta y en mayo de 2008 el propio Torre ya figuraba como ponente en el programa.

Undangarín intervino en julio de 2006 en el II Clinic de Entrenadores de Balonmano Princesa Yaiza-Valero Rivera como ponente. En julio de 2007 dirigió y fue ponente del I Taller sobre Gestión en el Deporte. En 2008, Urdangarin, Torres y Pedro Parada, aparecieron como ponentes del Seminario Turismo y Deporte dentro de las II Jornadas Turismo y Deporte Isla de Lanzarote. En mayo de 2009 Urdangarín estuvo como conferenciante en las III Jornadas de Turismo, Deporte y Crisis.

En Lanzarote residen desde 2003 la prima de la infanta Cristina, Alexia de Grecia, y su esposo, Carlos Morales, con sus cuatro hijos. Alexia y Carlos han sido un gran apoyo para Iñaki y Cristina desde que se destapó la implicación del exduque en el caso Nóos.

Compartir el artículo

stats