Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arrecife Pleno de la corporación

Moción protesta de Argana Alta

Un grupo de vecinos del barrio más poblado de Arrecife logran la aprobación de una iniciativa en la que demandan un nuevo parque, canchas y un plan integral

Protesta de los vecinos de Argana Alta, ayer, durante el pleno del Ayuntamiento de Arrecife.

Protesta de los vecinos de Argana Alta, ayer, durante el pleno del Ayuntamiento de Arrecife.

"En Argana Alta hay que hacer algo ya. La situación es lamentable". La presidenta de la asociación vecinal de Argana Alta, Ana Balboa no dudó de reclamar la puesta en marcha de una serie de iniciativas municipales encaminadas a mejorar la vida del barrio más poblado de Arrecife. Balboa fue uno de los seis vecinos que tomaron ayer la palabra durante el pleno del Ayuntamiento de Arrecife para denunciar la dejadez y el abandono que sufre esta zona de la ciudad y reivindicar un plan integral de intervención municipal.

Los vecinos lograron que el pleno del Ayuntamiento de Arrecife aprobara por unanimidad la moción que presentaron instando a la ejecución, entre otras medidas, de un plan integral de intervención que cuente e incorpore el trabajo que se está realizando en el barrio desde hace varios; la habilitación y acondicionamiento de los parques infantiles; creación de canchas deportivas libres y de uso público y la utilización del centro sociocultural adaptando los horarios a las necesidades de ocio de la población de Argana Alta.

"Queremos el compromiso de que en el plazo de dos semanas se nos convoque a una mesa de trabajo y que la moción no se quede en un cajón", aseguraba a los ediles Ana Balboa ante el aplauso del resto de los vecinos.

"Somos cuatro hermanos pequeños y no tenemos un parque para jugar", se lamentaba Ainhoa González , de 11 años, ante los concejales de la corporación capitalina. "Ahora tengo una bici y estoy todo el día para arriba y para abajo", aseguraba Ainhoa para dejar claro que en su barrio apenas se impartían actividades para los más pequeños. Una situación similar a la que viven el resto de los menores de un barrio en el que están censado unos 2.500 jóvenes menores de 20 años.

"Mi hijo se clavó un clavo en el parque porque el mobiliario estaba roto y tuve que llevarlo a Urgencias", denunciaba María Crespillo. Por su parte, Redwan Baddouh, de 14 años, criticaba el hecho de que los alumnos de Argana Alta tengan que ir en guagua al instituto. "Si se te escapa la guagua tienes que caminar más de dos kilómetros por una carretera peligrosa", aseguraba.

Irene Martínez y Lel Babia, que llevan a cabo diversos proyectos entre los jóvenes de Argana Alta, insisten en que muchos proyectos sociales están saliendo adelante en el barrio gracias a la implicación de voluntarios como clases de apoyo a escolares o clases de idiomas a extranjeros. "No hay absolutamente nada", recalca Irene que junto a Lel trabajan con menores en el barrio. "Nuestros niños valen lo mismo que los de los demás", afirman.

Davinia García, que fue en silla de ruedas al pleno, denunció también el pésimo estado de las aceras y calles de Argana Alta. "Las aceras están rotas y faltan rampas para personas con movilidad reducida", destacaba a la vez que afirmaba que las calles solo provocan caídas.

Los vecinos desplegaron carteles con imágenes del barrio para denunciar algunas de las deficiencias en infraestructuras. "Si yo fuera ustedes (a los concejales) se me caería la cara de vergüenza", aseguraba Ana Balboa.

Compartir el artículo

stats