Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Construir un nuevo aeropuerto obliga a trasladar el actual aeródromo militar

La pista es compartida por las aeronaves del Ejército del Aire para la defensa de Canarias

Construir un nuevo aeropuerto obliga a trasladar el actual aeródromo militar

Construir un nuevo aeropuerto obliga a trasladar el actual aeródromo militar

La construcción de un nuevo aeropuerto en otra zona de Lanzarote obligaría a negociar con el Ministerio de Defensa el traslado del actual aeródromo militar dado que los aviones civiles como los militares utilizan la misma pista para el aterrizaje y despegue de las aeronaves. De hecho, el aeropuerto civil de Lanzarote se construyó aprovechando la primera pista que se puso en marcha en la isla para la defensa del Archipiélago Canario a mediados del año 1940.

El Cabildo de Lanzarote ha anunciado que encargará un estudio por si existe alguna alternativa que permita, desde un punto de vista técnico, "proyectar un nuevo aeropuerto que no esté limitado por los condicionantes orográficos, que minimice las molestias a la población residente y que, entre otros factores, no genere un impacto medioambiental al territorio inasumible".

Sin embargo, la posibilidad de trasladar el aeropuerto, situado a cinco kilómetros al oeste de Arrecife, entre la localidad de Playa Honda (San Bartolomé) y la costa de Puerto del Carmen (Tías), debería contar con el visto bueno del Ministerio de Defensa que considera el aeródromo militar como una de las instalaciones estratégica para la defensa de las Islas.

De hecho, el Ejército del Aire llevará a cabo obras de remodelación en los hangares del aeródromo lanzaroteño para albergar a los modernos drones no tripulados para misiones de inteligencia y reconocimiento no armado en el norte de África.

Uno de los argumentos esgrimidos por el Cabildo para buscar una alternativa al aeropuertos es que las actuales instalaciones aeroportuarias "lindan con una de las zonas residenciales e industriales más pobladas de Lanzarote, Playa Honda, afectando también -por su cercanía- al barrio de Arrecife de Argana Alta y la zona turística de Matagorda, en Puerto del Carmen, lo que provoca que miles de vecinos estén expuestos a niveles de ruido que superan los 55 decibelios, según el mapa estratégico de ruido elaborado por AENA".

Una alternativa que supone la búsqueda de más de un millón de metros cuadrados de terreno en otra zona de la isla. Una ubicación con un perímetro de más de cinco kilómetros, dado que solo para la pista se necesitaría al menos 3,4 kilómetros, que es la longitud de las pistas de los aeropuertos de Gran Canaria, Tenerife Sur y Fuerteventura.

Se da la circunstancia que la actual pista de Guacimeta cuenta con 2,4 kilómetros. Ha sido precisamente la limitación de la pista lo que ha dado lugar a dos estudios (uno elaborado por el Cabildo y otro por la Cámara de Comercio de Lanzarote) para buscar las mejores alternativas para ampliar la actual pista hasta los 3,4 kilómetros, longitud que se considera la ideal para una mejor operatividad de la terminal conejera.

Dos estudios que, sin embargo, no han contado con el consenso político y social para ampliar la pista hacia el mar por el impacto medioambiental que supondría esta obra. Desde la Cámara se insiste en que la ampliación de esta infraestructura no es para traer más turistas sino para mejorar la operatividad del aeropuerto, cumplir la normativa vigente y ganar en calidad medioambiental y competitividad. "Pero en ningún caso estamos hablando de construir un nuevo aeropuerto", matiza el presidente de la Cámara lanzaroteña, José Torres.

El consejero del PIL en el Cabildo, Manuel Cabrera, es el principal defensor del estudio que prevé encargar la corporación. "La isla va a seguir creciendo y necesitamos otro aeropuerto", recalca Cabrera que asegura que Aena ya transmitió al Cabildo que habría al menos tres zonas en Lanzarote (sin concretarlas) para construir un nuevo aeropuerto "más económico y con menor impacto ambiental que ampliar la pista hacia el mar", indica Cabrera.

Compartir el artículo

stats