La Guardia Civil espera por el informe técnico del atropello ocurrido en el mediodía del pasado 9 de junio en la carretera general (LZ-20) que atraviesa el pueblo de Tiagua, en el municipio de Teguise, y que pocas horas después le costó la vida al músico Marco Antonio Murcia en el hospital, para incorporarlo a las diligencias del caso y remitirlo al juzgado de Instrucción Nº1 de Arrecife, que estaba de guardia cuando ocurrieron los hechos. La Guardia Civil tiene un plazo de sesenta días desde que remitió las primeras diligencias al juzgado (el 10 de junio) para elaborar y presentar dicho informe, que tratará de esclarecer las causas del accidente, señalaron ayer desde la Benemérita.

El análisis del mismo por parte del juzgado determinará si se le imputan nuevos cargos al presunto culpable del suceso, el conductor G.E.H., investigado hasta el momento por homicidio imprudente. El sospechoso se dio a la fuga tras arrastrar sobre el asfalto durante más de veinte metros a Marco Antonio, que en ese instante estaba bajando sus pertenencias de su coche, el cual estaba estacionado en la parte transitable del arcén, para trasladarlas a la casa a la que se acababa de mudar.

El conductor, que fue localizado en su domicilio en La Santa (Tinajo), así como su vehículo, por efectivos de la Policía Local de Tinajo, gracias a la colaboración ciudadana, dio positivo en la prueba de alcoholemia que se le practicó con más de 0,60 miligramos de alcohol por litro de aire espirado y también en el narcotest por consumo de drogas. Fueron agentes del Destacamento de Tráfico de Arrecife los que sometieron a G.E.H. a ambas pruebas, que remitieron al juzgado al día siguiente del suceso. Miembros del Grupo de Intervención Rápida (GIR) de la Guardia Civil también se desplazaron a Tinajo, donde fue detenido G.E.H.

Fuentes de la Guardia Civil aclararon ayer que en este caso no es necesario un análisis toxicológico que sí se lleva a cabo cuando la persona ha fallecido, que no es el caso del conductor G.E.H., en libertad provisional desde el 10 de junio. G.E.H. está relacionado con la agresión a dos agentes de la Guardia Civil en julio de 2017.