Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El paraíso en el Archipiélago Chinijo

Norberto Montero realiza excursiones únicas respetando este entorno

El paraíso en el Archipiélago Chinijo

El paraíso en el Archipiélago Chinijo N.M.B.

Cuando uno combina su pasión con el trabajo, esto se convierte en un tándem perfecto. O eso dice Norberto Montero Betancort. A este joven emprendedor de 36 años le movió el gusanillo por mezclar sus varias aficiones en la mar como el snorkel, las olas, la pesca y los barcos en un paraje único. Por esa razón, decidió montar una empresa de excursiones en el norte de la isla de Lanzarote, Órzola.

Norberto empezó navegando con su padre desde chinijo con la zodiac y desde siempre se dedicó en sus ratos libres al mar hasta que decidió emprender.

"Excursiones Nortberto recorre la reserva marinas más grande de Europa" que comprende el norte de la isla, La Graciosa e islotes del Archipiélago Chinijo (Montaña Clara, Roque Oeste, Roque Este y Alegranza). "El paraíso empieza en Órzola porque aunque muchos no lo saben la Reserva Marina empieza tres kilómetros antes de llegar al pueblo de Órzola en lo que se conoce como Arenillas Blanca o Bajo Mesa", explica. Para él un buen recorrido es "tocar el Roque del Oeste, Montaña Clara, Montaña Amarilla y pasar por el Río, dejándonos el Roque del Este ya que está algo más alejado y conlleva más horas", señala Norberto. Eso sí, respetando siempre el espacio, la flora y su fauna. "La reserva marina del Archipiélago Chinijo es muy importante para todo el ecosistema y hay que tratarlo bien, por eso nuestras excursiones son limitadas, con cuatro plazas máximo".

En cuanto a las actividades que se contratan en sus excursiones también lo son. El tipo de pesca que se permite es una pesca deportiva "de captura y suelta" en donde los clientes sienten lo que es pescar pero no se consume lo capturado.

Además de pesca deportiva, Norberto también brinda todo el equipamiento y material necesario para el snorkel y surf. "Disponemos de cámaras acuáticas con las que los clientes se pueden sacar fotos y se les envía posteriormente por correo electrónico", dice. Su público es cualquiera. y no hay que ser muy entendidos en el mar. "Desde aquel que desee conocer el Archipiélago Chinijo hasta para los más entendidos y profesionales como pueden ser los biólogos".

El avistamiento de aves es otro de los puntos fuertes que propone Montero y el Archipiélago Chinijo. Guinchos, pardelas cenincienta, guirres y halcones de Eleonor, el cormorán y el petrel son algunas de las especies que se pueden encontrar, algunas en peligro de extinción. "Los cetáceos también son fáciles de ver a varias millas en el Roque del Este o Alegranza", recalca. "E incluso en el Río. Lo que más se divisa son delfines, calderones, cachalotes, especies de ballenas, arlequines y tiburones martillo".

Su embarcación y medio de transporte, Guallares , tiene ocho metros de eslora y seis plazas, dos para marineros y cuatro para los clientes. Las excursiones que realizan son"exclusivas para muy poca gente". Además para poder desembarcar en lugares tan paradisiacos y recónditos dispone de una chalana y una zodiac para desplazarse. Así, los clientes se pueden bajarse en la playa Bajo El Risco, Alegranza o Montaña Amarilla entre otros lugares únicos.

El precio de sus excursiones únicas oscila desde los 250 euros para cuatro personas. Eso sí, con actividades incluidas y una experiencia gastronómica inigualable ya que su patrón es un curtido cocinero con muchos años de trayectoria. Además, es la única empresa con base en el Puerto de Órzola que oferta este servicio.

Para trabajar ante estos tesoros de la naturaleza, la concienciación es muy importante y más con la actividad que realiza y el lugar en el que está ubicada. "El furtivismo se mantiene activo, la pesca ilegal, las artes y las nasas al igual que la caza de pardelas", explica el emprendedor. "Sin embargo existe un control. Hay dos lanchas que realizan controles rutinarios como la de medio ambiente terrestre en los islotes para las aves y después el barco de la Reserva Marina para los barcos", aclara.

"Actualmente después de restaurar el Faro de Alegranza, el más antiguo de Canarias, están haciendo una estación para los biólogos", explica Norberto. De esta manera habrá un mayor control de aves tan protegidas como la pardela cenicienta o el halcón de Eleonor en especie de extinción.

El Parque Natural del Archipiélago de Chinijo hay que protegerlo y algún contratiempo ha tenido Norberto en el medio marino. "Hemos ayudado a algunas tortugas que hemos visto enredadas o con un anzuelo clavado. Por supuesto, basura flotando en el mar siempre hay pero ahí estamos para recogerla", dice Norberto.

Para más información, Excursiones Northberto está disponible en redes sociales como Facebook o en el teléfono 689 809 399. En pocas semanas hará un sorteo de una excursión para cuatro personas con todo incluido.

Compartir el artículo

stats