Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arrecife | La capital despide sus festejos patronales

´Moving´ multitudinario en El Reducto

Macaco agradece "la fuerza y el cariño" de los lanzaroteños y los anima a cuidar la "Mamá Tierra"

"Valientes. El mundo es para los valientes. Valientes valientes. Valiente es la gente que hace lo que siente", cantó anoche Dani Carbonell, Macaco, en referencia a los héroes anónimos del día a día en su concierto en la playa de El Reducto, con el que la capital clausuró los 16 días de fiesta de San Ginés.

Otro tipo de valientes, los que se atrevieron a desafiar el calor, acompañaron al mediodía a San Ginés, el obispo francés de Clermont, en su procesión por las calles del centro de Arrecife.

El termómetro alcanzó los 30 grados centígrados a la una de la tarde, pero las altas temperaturas ya apretaban desde horas antes y los abanicos que agitaban los feligreses en el interior de la iglesia durante la misa, a duras penas conseguían airear el ambiente con las tres naves del templo llenas de público en los bancos y con ciudadanos de pie en la parte trasera.

El reverendo Jesús Sastre, sacerdote de la Archidiócesis de Madrid y profesor de Teología, ya advirtió durante la homilía que en la procesión iba a haber "un poco de calor, pero con el ´vientecito´ lo vamos a hacer con muchas ganas en honor a San Ginés".

"Que él visite nuestras calles y nuestros hogares y vea lo que esta ciudad necesita, entre todos colaboremos y desde la autonomía de las instituciones vayamos dando respuesta a las necesidades de las personas, que es lo que interesa", dijo Sastre dirigiéndose a las autoridades civiles y militares presentes en la misa, cuya parte musical interpretó la Coral Arrecife.

Sastre animó a seguir el ejemplo de generosidad de San Ginés, quien fundó en Manglieu un monasterio con un hospicio para los pobres. El religioso aseguró que "siempre" le ha llamado la atención "la generosidad de las colectas de la parroquia de San Ginés, lo cual es un síntoma de que se quiere compartir porque buena parte de lo que se comparte va para las necesidades de la comunidad y necesidades de los más necesitados. Y ese es un buen signo de una comunidad el que quiera compartir".

Añadió que "como San Ginés estamos llamados todos a ser santos, que es hacer lo ordinario de manera extraordinaria, con amor, entrega, sonrisa, solidaridad, comprensión, perdón y con servicio". Instó a "recoger el mensaje y ejemplo de San Ginés en las pequeñas cosas de cada día, a transformar los corazones y las relaciones, transformando la sociedad para que cada vez se parezca un poco más a lo que Dios quiere".

Una vez fuera de su casa, a medida que el santo avanzaba en su recorrido por la capital, incluida la avenida marítima, el número de fieles que lo acompañaron durante la misa y en las primeras calles del recorrido, iba mermando por el tremendo sofoco.

Los abanicos, la escasa sombra que se podía encontrar en las aceras y algunos sorbos de agua fresca entre paso y paso, fueron insuficientes para animar a todos los que se atrevieron a procesionar junto al trono desde que la imagen salió de la iglesia.

Los alrededor de cuarenta músicos de la Unión Musical de Lanzarote que encabezaron el paseo con San Ginés guiados por efectivos de Protección Civil, se mantuvieron a lo largo de todo el trayecto, al igual que las decenas de vecinos y autoridades civiles y militares. Entre ellos, la alcaldesa de Arrecife, Eva de Anta, el concejal de Festejos, David Duarte, el alcalde de Teguise, Oswaldo Betancort, y los consejeros de Educación y Centros Turísticos del Cabildo de Lanzarote, Carmen Rosa Márquez y Echedey Eugenio, respectivamente.

María García y su hija Nora visitaron este sábado la Plaza de las Palmas, frente a la iglesia de San Ginés, para conocer el mercado turístico y artesanal, pero cual no fue la sorpresa que se llevaron, que en su lugar se encontraron con el santo de procesión y el sonoro toque de las campanas. El Ayuntamiento ya había informado esta semana de la cancelación del mismo debido a la celebración de los actos religiosos.

No hubo puestos de mercado, pero Julián Fernández, vendedor de la ONCE, se ´plantó´ allí con el suyo, el de la suerte. "Espero que el santo me ayude a repartirla, aunque la vida no es solo dinero. También hay que tener ilusión", afirmó mientras señalaba los cupones del sorteo del sueldazo de este sábado y domingo con premios de 300.000 euros al contado y 5.000 euros al mes durante 20 años.

Y llegó la noche con los dos momentos más esperados de los ´sangineles´ de este año, el concierto de Macaco y el gran espectáculo de pirotecnia sobre la bahía en el cielo de Arrecife, que quemó los últimos cartuchos fiesteros.

El cantante barcelonés llegó a la Isla procedente de Málaga con su banda de músicos, "los mejores del planeta", tal y como él mismo los definió en la entrevista que publicó ayer LA PROVINCIA/DLP.

Miles de personas se rindieron al artista de éxitos como Moving, Mamá Tierra, Volar, Puerto presente, Mundo roto, Coincidir o el más reciente, Valientes, adelanto de su nuevo álbum, Back to the jungle, que saldrá en 2019.

El catalán, comprometido con causas ambientales, agitó al público con su batidora musical de ritmos como reggae, rumba, dub y hip hop, entre otros que sonaron en las casi dos horas de concierto junto al mar, al que pidió "cuidar y no tirar basuras ni plásticos para tener una Mamá Tierra limpia".

Con aires rumberos dedicó Tengo "a los maestros César Manrique, uno de los más grandes del mundo, y José Saramago, gran luchador social" de los que dijo han sido su "inspiración". Fue una de las canciones más aplaudidas, al igual que Moving y Coincidir, con cuya letra saca los colores a Europa por el trato a los refugiados.

"Gracias Lanzarote por recibirnos con tanta fuerza y cariño", señaló Macaco antes de despedirse de "una isla que amo y adoro".

"En nuestras retinas y corazones"

Tras el concierto Macaco escribió en su cuenta de Instagram: Lo de esta noche no tiene palabras. Este concierto queda grabado en nuestras retinas y nuestros corazones. 30 mil Monkeys dándolo todo. Gracias Lanzarote. Gracias Islas Canarias. Por siempre en mi corazón. Gracias a José Saramago y Pilar y toda su familia por su generosidad conmigo y con esta isla única en el planeta. Máximo respeto. Somos una marea de gente".

Durante el concierto la Unidad de Drones y Robótica Operativa en Navegación (Udron) de la Policía Local de Arrecife utilizó su dron para garantizar la seguridad de los miles de asistentes al evento.

Este método preventivo, pionero a nivel nacional, detalló el consistorio, sirve para que los agentes puedan analizar las imágenes y coordinar la seguridad de los ciudadanos junto a la Policía Nacional.

Las captaciones de imágenes y sonidos en lugares públicos por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad está recogida en la Ley Orgánica 4/1997, de 4 de agosto, por el que se regula la utilización de videocámaras por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en lugares públicos, y podrán utilizarse para demostrar la comisión de hechos delictivos e infracciones administrativas durante el transcurso del evento. Si dichas imágenes pudieran ser claves en una investigación judicial, se podrán conservar y darle traslado a la autoridad judicial. En el caso de que todo transcurra con normalidad, señala el consitorio, "dichas imágenes se destruirán del fichero de almacenamiento habilitado para tal efecto".

La noche del viernes el humor y las letras marineras fueron las protagonistas con Manolo Vieira y el XXX Encuentro de Habaneras y Música del Mar Braulio de León, con Amigos de Portonao y Coros y Danzas Arrecife.

Compartir el artículo

stats