Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primero el dique, después las piscinas

Cardona y San Ginés presentan el proyecto de la zona de baño que surgirá en 2020 al terminar el contradique y la ampliación del muelle de cruceros de Naos

Primero el dique, después las piscinas

La construcción del dique de abrigo y la ampliación del muelle de cruceros de Naos permitirá a la ciudad de Arrecife, una adaptada para personas con movilidad reducida y niños y otra con medidas olímpicas para la práctica deportiva. El presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Juan José Cardona, el presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés y la alcaldesa de Arrecife, Eva de Anta presentaron ayer en el Castillo de San José el proyecto que a su juicio supondrá un salto cualitativo para el litoral capitalino.

La lámina de mar que quedará al descubierto tras la construcción del contradique de 320 metros de longitud (que está previsto que se adjudique tras la doce ofertas presentadas en el consejo de administración de la Autoridad Portuaria del próximo mes de diciembre por un valor de salida de 11 millones de euros) y la ampliación del actual muelle en otros 342 metros lineales (con una inversión de 12 millones) permitirá crear una zona de baño de acceso gratuito.

El cronograma de las obras arrancarían a comienzos del próximo año con el contradique y seguiría a finales del 2019 con el inicio de la ampliación del muelle de cruceros. La Autoridad Portuaria espera redactar el proyecto de la ampliación en los primeros meses de 2019 y poder adjudicarlos antes de ese año. Las piscinas no podrán ejecutarse hasta la finalización de estas dos obras.

Según el proyecto del estudio de arquitectura de Maximiliano Valero el vaso de la piscina olímpica de acceso público, para uso de personas con conocimientos de natación medio, tendrá unas dimensiones de 50 x 30 metros, con un área de 1.850 metros cuadrados de superficie de actuación. Se accederá por un pantalán desde la zona del solarium a cota de agua.

Por su parte, la segunda piscina tendrá unas dimensiones de 50,50 por 47,50 metros, con una área de 2.600 metros cuadrados de superficie de actuación. En esta piscina natural se pretende el uso y disfrute de todo tipo de personas, niños y movilidad reducida de acceso público, con conocimientos de natación básico. Se accederá igualmente por un pantalán desde solárium a cota de agua y se ejecutará en pendiente para simular un acceso a una playa.

El objetivo es que ambas piscinas puedan usarse en torno a los 300 días al año al tener en cuenta los vientos del sur que son los causan los mayores oleajes en Arrecife. Además, se pretende en los bordes longitudinales construir una barrera de pilonas para la entrada de la marea y la renovación necesaria del interior de cada una de las piscinas y para que además tenga una buena visibilidad de la lámina de agua desde cualquier punto de las piscinas que incrementen la sensación de accesibilidad y visibilidad de los usuarios.

San Ginés destacó que estas piscinas se enmarca dentro del proyecto del Cabildo de construir piscinas naturales con dimensiones olímpicas en los siete municipios de la isla. Cardona anunció también la firma de un convenio con el Ayuntamiento de Arrecife para la cesión de los terrenos para la construcción de una rotonda de acceso al muelle deportivo y la zona de los cruceros con una inversión de 300.000 euros.

Compartir el artículo

stats